viernes. 21.06.2024
IRREGULARIDADES EN SERVICIOS PÚBLICOS

Crónica de un naufragio

Luego de nuestra publicación el último viernes, los supuestos hechos irregulares ocurridos en el sector de Servicios Públicos, alcanzaron un alto nivel de preocupación en el Gobierno local. El  mismo día, miembros de la conducción local de la UCR pidieron una reunión de urgencia y abierta en el Comité Alem, que luego se realizó pero solo para autoridades del partido. De inmediato, la mesa chica radical se presentó en el despacho de Víctor Aiola, quien decidió suspender a dos funcionarios y ordenó llevar adelante el inicio de acciones administrativas y judiciales para esclarecer los hechos. Por ahora, el Jefe Comunal pone en resguardo al titular del área, Juan Carlos “Pipo” Gómez, sobre quien ya pesan varios pedidos de informes y reclamos para interpelación en el Honorable Concejo Deliberante.

 

Todo comenzó con algunas publicaciones en las redes sociales que daban cuenta de supuestos hechos irregulares en el área de Servicios Públicos. Al parecer se trata de la contratación de diferentes obras a una misma persona física que sumaban más de dos millones y medios de pesos, por tareas que se hacían parcialmente o no se ejecutaban y entonces el dinero que cobraba el contratista volvía a algunos funcionarios. Para poner en marcha estas operatorias hicieron dar de alta como proveedor monotributista a un exempleado particular de uno de los funcionarios involucrados. El último jueves los concejales del Frente de Todos tuvieron conocimiento de lo ocurrido y luego de la publicación que el dia viernes hicimos desde este medio respecto a los hechos comentados y las declaraciones del intendente Víctor Aiola, anticipando que “sí ocurrieron hechos que merecen una investigación vamos a hacer la denuncia correspondiente”, todo empezó a tener otro volumen.

 

Radicales enojados

El dia viernes por la mañana, el exconcejal y actual autoridad partidaria de la UCR, Cr Jorge Aldo Pérez, pidió de carácter urgente una reunión de la mesa de conducción y abierta para afiliados y simpatizantes. Si bien no fue concedida en los términos solicitados, el encuentro se llevó a cabo solo con la presencia de autoridades. Una vez concluido el mismo, y sin que se conocieran demasiados detalles, una pequeña delegación encabezada por los concejales Lisandro Herrera y Alejo Pérez, se dirigieron al despacho municipal. Para calmar el enojo que se hizo sentir en el cónclave boina blanca y en varias dependencias oficiales, el intendente Víctor Aiola dio órdenes de avanzar con un sumario administrativo y la correspondiente presentación ante la Fiscalía local. Además, se dispuso la remoción momentánea del cargo de dos funcionarios del sector de Servicios Públicos. Por ahora, el Jefe Comunal ha decidido resguardar al titular del área, Juan Carlos “Pipo” Gomez, sobre quien pesan varios pedidos de informes -entre ellos por la millonaria contratación de tierra colorada- y reiteradas solicitudes para que se haga presente en el Honorable Concejo Deliberante.

Crónica de un naufragio