viernes. 17.05.2024
BOCA JUNIORS

Los motivos que derivaron a la renuncia de Jorge Almirón

Luego de perder la final de la Copa Libertadores, Boca se quedó sin entrenador tras la renuncia de Jorge Almirón, noticia que no esperaban desde el club, porque la idea era pasar de página y tratar de ganar la Copa Argentina para clasificar a la Copa del año que viene. Almirón no sentía las fuerzas necesarias para levantar al equipo y le comunicó a Riquelme que no continuará en su cargo. A continuación, como se lo tomó Román, el plantel y especialmente los referentes y quien será el próximo DT del Xeneize.

 

Boca no pudo lograr la tan ansiada séptima Copa Libertadores, perdiendo en el tiempo suplementario por 2-1 frente a Fluminense en el Maracaná. Esto  derivó en la renuncia de Jorge Almiron a su cargo, pero no fue la derrota el único motivo, sino que hay otras por detrás para que el técnico decida no continuar. 

La decisión se la comunicó a Juan Román Riquelme una vez llegado a la Argentina, algo que tomó de sorpresa al vicepresidente. Que trató de convencerlo de que continúe hasta diciembre, que es el fin de su vínculo contractual con Boca y Almirón le expresó que ya no sentía las fuerzas necesarias para enderezar el barco y poder afrontar lo que resta del año.

Esto se dio después de que Riquelme haya hablado con los jugadores y dejandole un mensaje claro. Empezó agradeciéndole a todos por ilusionar nuevamente a los hinchas con ganar la séptima Libertadores, pero fue tajante con los próximos objetivos, catalando de "vergonzosa" la posición en el torneo local y manifestó que deben ganar la Copa Argentina para poder clasificar a la Copa del 2024.

Al instante, el ídolo boquense llamó a Mariano Herrón, técnico de la Reserva que asumirá interinamente en el primer equipo hasta fin de año con el objetivo de ganar la Copa Argentina para clasificar a la siguiente Copa Libertadores y sumar puntos en la Tabla Anual.

Por el lado del plantel, la manera en la que se fue Almirón no les gustó a algunos referentes porque sienten que se bajó del barco a falta de cuatro partidos decisivos para el Xeneize, que necesita clasificar a la siguiente Libertadores, y con la posibilidad de jugar una nueva final si vencen a Estudiantes de La Plata en la semi de Copa Argentina. Ellos creen que no era el momento, sumado a lo mal que cayó que no se los haya dicho en persona y que se hayan enterado en sus casas por la prensa.

 

Los números del ciclo Almirón en Boca

Desde su debut, Jorge Almirón dirigió 43 partidos a Boca y alcanzó una efectividad del 50%, producto de 17 victorias, 13 empates y 13 derrotas. Su máxima deuda radica en los partidos fuera de La Bombonera, donde posee un 36% de puntos obtenidos en 23 encuentros, con apenas seis triunfos y siete empates, con 10 caídas.

Además de lo que fue la final de Libertadores perdida, lo que le cuestionará siempre el hincha de Boca a Jorge Almirón es haber perdido los dos Superclásicos del año. El primero 1-0 en el Monumental, con gol del colombiano Miguel Borja -de penal- por la Liga Profesional, y el segundo 2-0 en La Bombonera, con goles del venezolano Salomón Rondón y Enzo Díaz por la Copa de la Liga en la antesala a la vuelta con Palmeiras.

 

Los nombres que suenan

La renuncia fue reciente, por lo que no hay un nombre concreto hasta el momento, de igual manera se rumorean algunos nombres que estarían en carpeta, con viejos conocidos del club. Entre ellos dos que están libres como Fernando Gago y Guillermo Barros, como también Martín Palermo y Carlos Tévez, que se encuentran en Platense e Independiente respectivamente. Luego figuras como Ricardo Gareca, Diego Martínez, Gabriel Milito y Eduardo Dominguez.

 

El mensaje de despedida de Almirón

Por intermedio de sus redes sociales, Jorge Almirón decidió emitir un comunicado expresando su agradecimiento por haberles brindado la oportunidad de dirigir a Boca, donde lo dio todo para llevar al Xeneize a la final de la Copa Libertadores.

 

El comunicado completo:

Me voy con la tristeza de no haberles podido cumplir el sueño de la Séptima, pero con la tranquilidad de haberlo dado todo y de haber puesto a Boca nuevamente en una final de Copa Libertadores.

Agradezco a Román por la confianza depositada, al Consejo y a todos los que en el día a día nos acompañaron y trabajaron con nosotros. Y en especial a los jugadores, en estos siete meses jugamos un promedio de un partido cada cuatro días, y el esfuerzo, la entrega, el compromiso y la predisposición para con este proceso me llena de orgullo y satisfacción.

Nos tocó asumir en un contexto muy adverso, con jugadores cuestionados e insultados. Haber contribuido a que hoy esos mismos jugadores sean respetados, aplaudidos y hasta ovacionados es una de las satisfacciones más grandes. Ellos se merecen todo el cariño que la gente les demuestra.

Uno no se quiere ir nunca de un club como Boca, es una decisión muy dolorosa pero estoy convencido que era lo que el momento ameritaba. Me llevo para siempre en mi corazón el cariño diario que me brinda el hincha de Boca, ha sido para mí un orgullo dirigir a uno de los clubes más grandes del mundo.

Y por último, será imborrable la histórica movilización a Río y todos los momentos lindos que vivimos juntos. Sepan que estaré deseándoles siempre lo mejor.

Gracias, fuerza y vamos Boca!

 

Los motivos que derivaron a la renuncia de Jorge Almirón