• 00:07
  • miércoles, 29 de noviembre de 2023

OBSERVATORIO DE DATOS LOCALES

Datos relevantes que deja un nuevo estudio de la UTN

La Licenciada en Sociología, Florencia Bazzola, una de las investigadoras y docente, que lleva adelante el Observatorio de Datos Locales de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) dialogó con Cuatro Palabras. Fue durante la presentación del segundo informe orientado a conocer la industria de Chacabuco. De allí, se desprende novedosa y relevante información sobre múltiples cuestiones tales como la cantidad de horas de trabajo diarias, cuáles son las materias primas más utilizadas y de dónde provienen, cuánta mano de obra se contrata y qué tipo de calificación se solicita o bien qué tipo de dificultad se presenta a la hora de la contratación por parte de las empresas. Por otra parte, este informe permite la comparación con el primero realizado en el año 2021 estableciendo parámetros y conociendo la evolución industrial en la ciudad. 

utn3
utn3
Datos relevantes que deja un nuevo estudio de la UTN

Horas de trabajo diarias

La Licenciada Florencia Bazzola comienza desarrollando uno de los datos que se desprenden del informe y está relacionado con conocer la cantidad de horas que se trabajan diariamente en las empresas locales. En mayor medida, explica, un 71% posee una jornada diaria de ocho horas mientras que, de nueve a dieciséis horas trabajan un 27%. 

“Hubo modificaciones respecto a la medición pasada, vemos como la categoría de nueve a dieciséis horas aumenta y la categoría de más de dieciséis horas desciende”, señala y agrega “con respecto a quienes son los que llevan adelante este segmento de nueve a dieciséis horas diarias, es el sector de la agricultura y, con respecto a estas jornadas continuas de más de dieciséis horas, se adjudican al sector manufacturero, es decir, todas aquellas industrias que procesan o que transforman materias primas”. 

La materia prima

Para conocer la forma de trabajo, comenzaron a preguntar acerca de la materia prima con la que se trabaja. Por una parte, el objetivo se orienta a conocer cuáles materias primas son más utilizadas para producir los bienes y, por el otro, de dónde provienen las mismas. 

En primer lugar se destaca la utilización de metales, aluminio, hierro, chapas, acero inoxidable. Esos metales los utilizan desde fábricas de aberturas hasta fábricas de implementos agrícolas, fabricación de equipos y estructuras y hasta construcción de torres de alta tensión. 

En segundo lugar, los granos y sus derivados, utilizados por molinos, semilleros, fábricas de alimentos balanceados. Después vemos la importancia que tiene arena, cemento, áridos, agroquímicos, insumos sanitarios.

Respecto a la procedencia de las materias primas, el informe reveló que un 80% expresó que compran materias primas fuera de Chacabuco. “La industria manufacturera es el sector que más adquiere materia prima en otras ciudades y cuando le preguntamos por qué todos coinciden con que no existe ese producto en Chacabuco”, remarca Bazzola. 

Este tipo de materia prima proviene, en primera medida, del resto de la provincia de Buenos Aires, en segundo lugar, de Capital Federal y en tercer lugar de la provincia de Santa Fe. 

La agricultura, por otra parte, es aquella actividad que incorpora más productos de otros lugares más lejanos. De hecho también necesita insumos que vienen de otros países, por el contrario, la industria manufacturera realiza su mayor compra de materias primas en la provincia de Buenos Aires y en Capital Federal.

La mano de obra

Bazzola desarrolla también el fenómeno de la mano de obra en nuestra localidad. A la hora de medir la cantidad de empleados por empresa, establecimos categorías que van de uno a cinco, de seis a diez, de once a veinte, veintiuno a cien, o más de cien. 

La categoría que mayor mano de obra tiene es la de seis a diez empleados, aunque también hubo un aumento en aquellas categorías de veintiún a cien y de más de cien empleados respecto a la medición anterior. 

El rubro que más empleados tiene es el manufacturero. Y, en cuanto a cómo está dividida esta planta de trabajadores, nos encontramos que, en promedio, las empresas emplean a un 69% de varones y a un 31% de mujeres. Acerca de la jornada laboral, casi un 90% trabaja a tiempo completo, es decir, treinta horas semanales, y un 11% lo hace de manera parcial. 

También fueron consultados acerca de la ampliación en la cantidad de trabajadores en los próximos años y la mitad aseguraron que quieren ampliarlo. “¿Quiénes son estos sectores que proyectan ampliar su planta de trabajadores? En primer lugar tecnología y comunicación, en segundo servicios y en tercero la agricultura. El 41% de las empresas poseen trabajadores o actividades tercerizadas. Agricultura y bioingeniería son quienes más contratan personal de este modo”, señala. 

Calificación de los empleados y dificultades en la contratación 

Para analizar la calificación, se establecieron como categorías los trabajos de alta calificación -profesionales o tareas con conocimientos teóricos o prácticos muy específicos-, media calificación -aquellos cuyas técnicas requieren cierto nivel de conocimientos mecánicos o técnicos- y trabajos no calificados -donde no implican un conocimiento tan certero o especializado de alguna actividad-. 

“La composición es que la mitad de los trabajadores corresponden a esta categoría de trabajadores de calificación media, mientras que un 34% lo hace en empleos no calificados y un 15% restante ocupa esta parte más alta de la pirámide de trabajadores de alta calificación”, explica Florencia Bazzola. 

Finalmente, tuvieron en cuenta la dificultad por parte de las empresas para encontrar mano de obra calificada en Chacabuco. Un 82% expresó que sí tienen dificultades para conseguir, porcentaje que aumenta respecto a la media anterior -que era de un 69%-. 

“La dificultad más grande la tiene tecnología y comunicaciones, junto a construcción y manufactura. Esta tarea se torna un poco más compleja. Y la razón más importante es el lo que tiene que ver con lo que son las habilidades blandas, lo que notaron son cuestiones ligadas al compromiso, responsabilidad, entusiasmo y predisposición como una de las principales impedimentos y fíjense que también tiene un crecimiento muy importante respecto a lo que es la la medición anterior”, remarca y agrega que “En segundo lugar, lo que mencionan como dificultad es esta falta de experiencia en tareas afines o en oficios específicos y recién en tercer lugar aparece esto de formación universitaria y profesionales”. 

Entrevista: Gustavo Porfiri. Edición: Josefina Poy