miércoles. 24.07.2024
ENTREVISTA CON GUSTAVO MASCI

“Vamos a hacer todo lo posible para que Darío sea intendente”

Mientras se definen las estrategias de cara al cierre de listas, el concejal Darío Golía anunció el día martes, que el reconocido médico diabetólogo Gustavo Masci se sumó a su equipo de trabajo. Masci, pasó por Frecuencia Electoral (FM Radio Ultra 98.9) y entre otros temas se refirió a cómo se puede mejorar la prevención en los centros de salud periféricos para que el Hospital pase a ser segundo nivel de atención. Además, aseguró que el Estado “no debe hacer oídos sordos a lo que sucede con la salud privada”, porque “es un problema que atañe a toda la comunidad”. El reconocido profesional confirmó que está dispuesto a ser parte de la contienda electoral y a trabajar “para que Darío sea intendente”.  

masci
masci

-Los centenares de pacientes que tiene quizás no conocían su filiación política, ¿de dónde viene y a dónde va Gustavo Masci?

 

-Mis pacientes, a esta altura, son como parte de mi familia. Son veintiocho años de profesión. Estoy muy comprometido con cada uno. Y estaba con un poco más de tiempo libre, cuando surgió esta propuesta de parte de Darío Golía y Gaby Belfortti. Armamos una reunión con consentimiento de la familia, y mi esposa estuvo presente, porque dar este paso es importante para todos, sino no se puede. Participar en política es un desafío, a uno le da cierto temor de entrar a está actividad, pero es la única manera -más allá de la profesión- de hacer algo por la comunidad. Parece trillado, pero es así. No tengo letra. Me gustó la propuesta que Darío tiene para Chacabuco, el equipo que está armando. Estuve en las capacitaciones políticas que armó desde el Proyectar, y por ahí llegó el primer interés. La idea es colaborar con el proyecto, mejorar lo que está bien y tratar de cambiar lo que haga falta. Mi fuerte, obviamente, es la salud. Hace treinta años que trabajo en la salud pública. 

 

-¿Tuviste algún otro tipo de participación?

-Como militante no, he colaborado con las gestiones como coordinador de los distintos CAPS, pero no estuve afiliado nunca a ningún partido. Hoy a la tarde estuve hablando con Juan Riera que es el director de Hospitales Regionales que hizo la residencia conmigo y se puso a disposición, me dio mucho entusiasmo. Y me remarcaba esto, la política es la única manera de cambiar la realidad. Uno puede quedarse en su zona de confort. Me podría haber quedado en el consultorio o en el Hospital, creo que se pueden hacer cosas, pero hay que dar ese paso. 

 

-Desde el año 1999 estás en el plan de salud barrial, ¿cómo está la situación y cómo se podría mejorar?

-En ese momento estaba Leo Riera, era el coordinador y me convocó como médico. Cuando se fue, me propuso Darío Golía que coordinara los CAPS. Son un montón, son 8 CAPS y dos CICS. Algunos tienen reformas edilicias. Y el proyecto es reflotar ese plan de salud barrial, no tener salas de “primeros auxilios”, hay que darle un poco más de trascendencia para descentralizar la atención del Hospital, que en parte se está haciendo porque los especialistas estamos yendo. Hay que mejorar los horarios para que la gente no se traslade y encuentre sentido de pertenencia, y pueda dirigirse al centro de salud más cercano para tener una atención adecuada. Y resolver el 80% de las patologías que pueden resolverse. Hay programas de Nación y Provincia que se pueden bajar, para dejar el hospital como un segundo nivel de atención, y evitar filas largas, turnos, traslado. Pero para eso es necesaria voluntad política, los colegas tienen que ir a las salas y tener una remuneración adecuada. Así se pueden mejorar mucho los calendarios de vacunación, el control del embarazo. 

 

-Teniendo en cuenta lo cara que es la medicina curativa, ¿cuánta decisión política hace falta para avanzar en la prevención de las enfermedades?

-La decisión política es fundamental. Tiene que haber un proyecto viable, una conducción. En Chacabuco creo que lo hay. Pero hay que hacer un relevamiento y ver la cantidad de mano de obra que hay, porque es otro tema clave. Hay subocupación de los médicos, no estamos en un buen momento. Convencerlo para que atienda en una sala, se puede siempre y cuando haya una remuneración adecuada. Tiene que haber conducción y gestión para llevarlo a cabo. Se está haciendo bastante, pero se puede mejorar y mucho. 

 

-Los médicos a veces tienen una visión privilegiada en ese mano a mano con tantos pacientes, pueden armarse un mapa social muy completo, ¿qué necesidades urgentes o demandas tiene la población?

-Varía mucho entre barrio y barrio, más allá de la situación económica que vivimos todos. Muchas veces salimos al barrio a ver cuáles son sus problemáticas, sus necesidades. Hay barrios con cloacas y otros que no, por eso hay patologías prevalentes que manejamos por estadísticas. Y en base a eso, se toman conductas. Chacabuco se extendió mucho y se hace imperioso el acceso al agua segura y las cloacas. También solicitan que los CAPS tengan las puertas abiertas más horas. 

 

-¿Qué está pasando con la salud privada?

-No hay que hacer oídos sordos a lo que sucede con la salud privada. Nadie está en desacuerdo con que el Sanatorio funcione en la ciudad. Es fundamental que el Estado no mire para otro lado, cuando una institución de salud privada tiene dificultades, porque atañe a la comunidad. Porque el Hospital termina absorbiendo toda la demanda. Mucha gente sin obra social no puede irse a otra ciudad. El responsable de Salud no puede mirar solo el Hospital y los CAPS, tiene que pensar en la salud de toda la comunidad. 

 

-¿Tenés previsto participar del proceso político que se viene?

-En verdad sí, ya estoy participando del proyecto que conduce Darío. Estaré en el lugar que a él le parezca, donde pueda colaborar con eficacia. Soy de laboratorio, y tengo mucho por aprender. De todos modos, mi pasión es la medicina y no voy a dejarla. Nunca tuve dudas de ser médico, pero quizás es hora de salir de esa zona de confort. Por ahí me equivoco, pero creo que con la política se puede dar un poco más. Puede que me guste o que no, pero en principio estoy muy entusiasmado. Por eso vamos a hacer todo lo posible para que Darío sea intendente y pueda mejorar lo que está y cambiar la realidad de los vecinos.

 

“Vamos a hacer todo lo posible para que Darío sea intendente”