jueves. 18.04.2024

El Concejo Deliberante realizó su sesión de ayer en Rawson y el debate central volvió a girar en torno al servicio de agua que presta el Municipio y sobre el plan Chacabuco para todos, a través del cual años atrás fueron entregados más de mil terrenos. La sesión se llevó a cabo en la subsede que la Escuela de Actividades Culturales tiene en la localidad y comenzó con el tratamiento de una larga lista de correspondencias. A la hora de dar ingreso a los proyectos de los bloques, el que más tiempo de debate insumió fue el presentado por Juntos referido a la creación de un registro de propiedades que tienen piletas permanentes, para colocarles medidores de agua.

La propuesta fue fundamentada por el concejal Alejandro Cieri, que la basó en la necesidad de reducir el uso de agua de red. Desde el Frente de Todos, Javier Estévez dijo compartir el objetivo de lo propuesto, aunque planteó una serie de errores técnicos que tendría el proyecto.

Si bien ambas bancadas coincidían en enviar el expediente a comisión, para analizarlo más a fondo, el debate derivó en otros temas. El disparador fue un comentario de Estévez al “desentendimiento” del gobierno municipal en torno al servicio de agua.

La respuesta oficialista la dio Cieri, que habló de la construcción de cuatro pozos de extracción, durante los últimos años, así como la instalación de tableros automatizados que, dijo, permitirán el reinicio de la actividad de las bombas de extracción luego de cada corte de luz que se produce, dijo, por la “desinversión” de la Cooperativa Eléctrica. Además, aseguró que en estos años el Ejecutivo debió destinar muchos recursos a llevar la red de agua a las quintas del plan Chacabuco para Todos, algunas de las cuales están alejadas del área urbana.

 

Obras con recursos nacionales

La respuesta llego desde la banca que ocupo Julieta Garello, quien reemplazó a Darío Golía, y recordó que la mayor parte de los pozos de agua que se hicieron en está gestión fueron financiados con recursos nacionales y a través de gestiones de la diputada Micaela Olivetto. En tanto, su compañero de bloque Marcos Peralta le recordó a los concejales oficialistas que en los siete años del gobierno de Víctor Aiola no se entregaron lotes y mucho menos viviendas.

 

Molino Basile

Más allá de este debate, que no es nuevo en el Concejo, durante la sesión se trataron otros temas, como una nota presentada por vecinos del Molino Basile contra el pedido de la empresa de tener estacionamiento exclusivo, de 08.00 a 18.00, en la mayor parte de la tercera cuadra de la calle Reconquista. Además, se envió a comisión un proyecto de ordenanza del Ejecutivo que busca reglamentar muchas cuestiones que no se tuvieron en cuenta a la hora de poner en marcha las ciclovías. 

También se aprobó una moción de privilegio realizada por el concejal  oficialista Rodolfo Serritella, en ocasión del Día del Donante Voluntario de Sangre.

Por otra parte, se envió a comisión el proyecto de ordenanza de Sofía Silva, del Frente de Todos, que propone la creación de un hospital veterinario municipal. Otro proyecto del bloque opositor que fue a comisión es el que plantea exonerar al agente municipal que tenga condena firme por violencia de género y que el puesto vacante pueda ser cubierto por su víctima.

 

Entre la tierra y el agua