• 12:23
  • miércoles, 07 de diciembre de 2022

“Tenemos una democracia insatisfecha”

Lo dijo el exdirigente montonero Fernando Vaca Narvaja, quien fue protagonista de la fuga de la cárcel de Trelew en agosto de 1972, que devino en la masacre de diecinueve de sus compañeros. Fue también Ministro de Obras Públicos de Río Negro, presidente del Tren Patagónico y Chocolatero. Ayer visitó Chacabuco para dar una charla debate sobre los cincuenta años del suceso histórico y dialogó con Cuatro Palabras sobre el panorama político: la economía, los “mentimedios”, el lawfare, y una democracia “insatisfecha”. 

 

“Tenemos una democracia insatisfecha”

“Estamos a catorce meses de un proceso electoral, y nos interesa recorrer las secciones electorales de la Peovincia para debatir políticamente sobre salarios, precios, inflación, Tratamos de canalizar y aportar a la discusión política en nuestra querida Argentina”, dice Vaca Narvaja en diálogo con Andrés Colicchio, minutos antes de dar una charla sobre los cincuenta años de la Masacre de Trelew en la Sociedad de Fomento 9 de Julio. Viene de recorrer durante veinte días la provincia de Chubut. “Se trata de reconocer, identificar, y visualizar un hecho histórico como Trelew, que fue un precedente de lo que paso en la dictadura genocida de 1976”, explica. 

 

-Te tocó militar en una época mucho más difícil por los riesgos que implicaba. Con Cristina Fernández compartís una nieta, ¿cómo te tocó vivir el intento de magnicidio hacia la Vicepresidenta?

-Con la misma preocupación que demostró el pueblo argentino. Ese intento fue un cachetazo que despertó a los compañeros y compañeras que se movilizaron de forma contundente con la consigna “Cristina cuida al pueblo, el pueblo cuida a Cristina”. Es la ruptura del pacto democrático, porque además vimos una oposición que intenta construir nuevas verdades sobre las falsedades, como que era un acto preparado por Cristina Fernandez. Se han construido absurdos. Tanto se repiten las mentiras, que los “mentimedios” terminan construyéndose falsas verdades que desvirtúa la historia de lo que ocurrió en nuestro pueblo. Debieron pasar cuarenta años de la masacre de Trelew para lograr el enjuiciamiento de los responsables. La construcción de la verdad y la justicia lleva un tiempo, pero llega.  

 

-¿Qué opinás del funcionamiento del poder judicial y el lawfare?

-El peronismo tiene 77 años de existencia, nuestra generación tiene 55 años de militancia política. Puedo decir que nosotros éramos los privilegiados de Evita, teníamos entre 4 y 8 años. Después nos tocó la peor parte de lucha y resistencia. Dos dictaduras militares, una situación bastante problemática con la triple A como estructura previa a lo que van a ser los grupos de tarea de la dictadura, Malvinas. 

Después tenemos un proceso democrático de 39 años ininterrumpidos. Cristina lo llama democracia insatisfecha porque hemos retrocedido. En el 74, durante el Gobierno de Perón, teníamos entre un 4% y un 8% de pobreza, y después de la dictadura y 38 años de democracia, tenemos el 43% de pobreza, el 15% de indigencia, la mitad de nuestros niños por debajo de la línea de la pobreza. No podemos estar conformes, tenemos que profundizar este proceso democrático. 

El intento de magnicidio, y el nivel de violencia al que nos empuja esta política de odio, nos lleva a lo peor de nuestro pasado. Ganar las elecciones en el 2023 es fundamental para no volver al pasado. 

 

-El Gobierno de Néstor estuvo marcado por la ruptura de los protocolos…

-Pero fundamentalmente, volvió la política a ser un elemento de transformación. 

 

-¿Tienen que cambiar los protocolos de seguridad y el cuidado de las figuras políticas más importantes?

-Cristina sigue igual. La habrán visto en el alegato de la defensa, no le hizo mella, a pesar de la gravedad de la situación política, y de lo que significa como ruptura del pacto democrático.El hecho de que Patricia Bullirch no condene está situación y se empiecen a tejer ciertas conspiraciones, es sumamente peligroso. 

El sistema económico que tenemos, de valorización financiera, y un capitalismo que está destruyendo la producción para girar el capital y concentrarlo hacia la timba financiera, genera violencia y odio. Es el instrumento de las tres repúblicas que no gobiernan, los multimedios, la Justicia y el Mercado nunca, tenemos que pintar ese diablo e identificar a los responsables de la miseria de nuestro pueblo.