• 00:23
  • lunes, 08 de agosto de 2022

“Sergio tiene una enorme vocación de diálogo”

En medio de las tensiones políticas, el presidente Alberto Fernández reconfiguró su gabinete: Massa es el nuevo superministro y quedan a su cargo Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura, Ganadería y Pesca. Casi de manera inmediata a la designación del tigrense, los mercados dieron fuertes señales de conformidad: treparon los bonos en dólares, bajaron el riesgo país y el dólar libre, que se plantó en $314. El vicepresidente de Trenes Argentinos, Darío Golía, dijo que “va a haber una conducción política asociada a los términos técnicos y permitirá que no haya diferentes direcciones dentro de un mismo gobierno”. Además aseguró que “Sergio tiene una enorme vocación de servicio, de trabajo, de diálogo y es tiempo de que todos bajemos un cambio y tratemos de sacar el país adelante”.

“Sergio tiene una enorme vocación de diálogo”

Después de varios días de incertidumbre y especulaciones en torno a nuevas designaciones, finalmente Alberto Fernández definió los cambios en el Gabinete Nacional. Para el concejal del Frente de Todos, Darío Golía, “es una gran responsabilidad y compromiso, Sergio tiene una enorme vocación de servicio de trabajo, una capacidad extraordinaria, es un hombre de mucho consenso y diálogo, y va a poner todo en función de lo que ameriten las circunstancias, que son adversas, complejas”. Ya en el 2008, recordó, “también en una situación difícil se hizo cargo de una responsabilidad, puso lo mejor y salió adelante”. “Hoy vuelve a tomar un desafío y ojalá le vaya bien por el bien de todos los argentinos, independientemente de los partidos políticos, todos los espacios y las pertenencias. Hoy está en juego Argentina, por eso amerita que acompañemos”, agregó.

Sobre los tira y afloje de los últimos días, y las condiciones que habría impuesto Massa para hacerse cargo de esta cartera, Golía explicó que “A esta situación se llegó también por diferentes decisiones que muchas veces no estaban unificadas, en una directriz política está el juego de “lo técnico” por un lado y “lo político” por otro, y quienes venimos de la política sabemos que lo técnico y lo político deben ir de la mano”. En ese sentido explicó que “no se puede tomar medidas técnicas pensando que no va a repercutir en la política y viceversa, ésto es lo que se trató de unificar. Va a haber una conducción política asociada a los términos técnicos y permitirá que no haya diferentes decisiones y direcciones dentro de un mismo gobierno”. “Es oportuno, y necesario, porque muchas veces se tomaba una decisión de un lado o del otro y se afectaban entre sí. No va a ser fácil, pero es un enorme desafío y en los momentos de dificultad es cuando se ven los grandes actores”, agregó.

“El efecto Massa”

Casi de manera inmediata a la designación del tigrense, los bonos en dólares treparon hasta 11% y los ADR en Wall Street ganaron hasta 20%. El riesgo país cayó más de 100 unidades, a 2.538 puntos. El dólar libre bajó 3,7% a $314 y el “contado con liqui” se desplomó 8%. “Esperamos que se enfríe la burbuja que se creó durante los días anteriores, que el dólar se mantenga estable, que las variables económicas mejoren, que la inflación se estabilice, que el poder adquisitivo de los trabajadores se recupere, son los enormes desafíos que tenemos como país”, dijo Golía y destacó que-en paralelo- “hay un proceso de crecimiento importante en la Argentina que creció el año pasado y sigue creciendo, hasta el FMI pronostica que se va a crecer más de cuatro puntos, y amerita poner el acento en el poder adquisitivo de los argentinos, fundamentalmente de los trabajadores y jubilados y que la inflación no se siga comiendo a los salarios, ojalá lo logremos de forma rápida”.

“Tenemos que bajar un cambio todos y sacar al país adelante”

Según Golía, las expectativas, más allá de lo político, tienen que ver con un “cambio de rumbo, de reconciliación de los argentinos”. “Eso es lo que viene bregando hace tantos años Sergio Massa, achicar la brecha, y lo demostró cuando se constituyó el Frente de Todos y dejó de lado muchas diferencias para integrar el espacio, y conservando su identidad para él, prevaleció el conjunto, fue importante ante lo que significaba un modelo que perjudicó mucho a los argentinos, apostó y apuesta a un modelo de trabajo, desarrollo y crecimiento con decisión política”, y cerró “es tiempo de que todos bajemos un cambio y tratemos de sacar el país adelante”.