• 14:11
  • domingo, 05 de febrero de 2023

"Los planes sociales son consecuencia del neoliberalismo"

Fernando Lescano, concejal en ejercicio en reemplazo de Darío Golía, se sumó a la discusión
sobre los programas sociales. En diálogo con Cuatro Palabras aseguró que “más allá del discurso mediático, durante el gobierno de Macri y Aiola se incrementaron los planes sociales”, e indicó que la mayoría de quienes acceden a algún programa reciben, en verdad, un ingreso complementario, porque “ya tienen un trabajo en la economía informal, trabajan en negro, no reciben aportes correspondientes”, pero “no se escucha criticar a los empresarios que están por fuera de la ley”. Además, afirmó que la participación del oficialismo en la última sesión del Concejo “fue vergonzosa”, y que el “trabajo conjunto al que se refiere el Intendente no es sincero”.

"Los planes sociales son consecuencia del neoliberalismo"

“Los “planeros” trabajan en la economía informal”

En los últimos días, después del discurso de la vicepresidenta Cristina Kirchner, se instaló una discusión respecto a los programas sociales y su administración. Días atrás, el propio Intendente se sumó a la ola de comentarios, reiterando su postura sobre el tema. “Quien recibe un plan y puede trabajar, tiene que trabajar", dijo. Lo cierto, es que la discusión es un poco más profunda. “Quiero aclarar que los programas sociales surgen al calor del neoliberalismo, y no de los gobiernos peronistas o sectores progresistas como se intenta instalar”, dijo Lescano. En esa misma línea explicó que luego de la destrucción del aparato productivo iniciada en el 76 y profundizada por los gobiernos neoliberales de Menem y después De la Rúa, “se generaron grandes índices de pobreza e indigencia, y surgieron los llamados planes sociales, que en situaciones de mucha crisis se ampliaron de una manera universal, y es cierto que fueron manejados por quienes se conocía como “punteros políticos”, pero hace mucho tiempo que la persona que recibe un programa social tiene una tarjeta y cobra a través del banco, pero además, debe brindar una contraprestación”.

De todos modos, señaló que “estamos de acuerdo con que los programas sociales deben ser reemplazados por lo que se considera como “trabajo genuino”, pero no por los motivos que alegan los neoliberales -porque un programa social solo permite algún tipo de supervivencia en un momento de crisis- sino porque además, esas personas ya tienen un trabajo en la economía informal, pero trabajan en negro, no reciben aportes correspondientes ni gozan de los derechos laborales, y no escuchamos a quienes critican a los programas referirse a aquellos empresarios que contratan por fuera de la ley”.

“Y más allá del discurso mediático, durante el gobierno de Macri y Aiola se incrementaron los planes sociales, y se destruyeron las cooperativas que estaban formadas”, agregó.

Tensiones internas y 2023

Otro de los temas abordados con Cuatro Palabras tiene relación con las discusiones internas y expuestas del Frente de Todos, y la carrera electoral. Para Lescano “las discusiones terminan marcando la agenda de toda la semana, y tapa que la oposición tiene sus propias diferencias, mientras que intentan seguir imponiendo un modelo económico que le conviene a muy pocas personas”. De todos modos, insiste, más allá de los intereses sectoriales, “se va a llegar al año que viene con mejoras macroeconómicas, que esperemos tengan repercusión en las economías familiares, así creo que se va a llegar a un acuerdo y va haber un candidato de la unidad a nivel nacional que va a ordenar los distintos distritos, no hay lugar para otra cosa”. Además, considera que “por ahora, no se avizora que haya algún dirigente que pueda disputarle la conducción a Cristina, aunque sí los hay con mucho peso territorial, uno no puede desconocer el lugar que tienen Massa y otros dirigentes, es digno y es lo+ que hace que el peronismo pueda motorizar distintos sectores, pero el 2023 está muy cerca y la centralidad de Cristina no está disputada”.

“La participación del oficialismo en el Concejo fue vergonzosa”

Lo dijo en relación a la última sesión del Concejo Deliberante, en la que asumió como concejal de la oposición, en reemplazo de Darío Golía. “Vengo a aportar desde un lugar mucho más humilde, la figura del compañero -con su trayectoria y capacidad- es enorme, pero uno viene con muchas ganas de poder ocupar ese lugar de la manera más digna posible”, dijo. Además, criticó la labor legislativa del oficialismo en varios puntos, e indicó que “la participación fue vergonzosa, la ordenanza que presentaron sobre tránsito era sobre sanciones y con fines recaudatorios, y además estaba mal redactada, tenía artículos confusos sobre la circulación y el giro a la izquierda”, y se refirió a la discusión sobre las casas de estudiantes: “parece un desprecio por la participación juvenil, intentaron modificar los estatutos, los medios de permanencia y exclusión, cuando los jóvenes lo tienen determinado por casa, por carrera y se contempla la situación específica de cada uno”.

“El diálogo no es sincero”

Por último, el concejal se refirió a los dichos del Intendente sobre el trabajo conjunto para llevar adelante distintas obras para la ciudad. “Tiene que haber un diálogo institucional para favorecer que se implementen políticas de Estado, más allá de las diferentes perspectivas, dijo y agregó que “Si bien no se pueden psicologizar las cuestiones políticas, creo que cuando el Intendente baja el tono, lo hace en función de una estrategia política, porque sucede a nivel local, provincial y nacional, y esos discursos están regidos por focus groups o encuestas, terminan diciendo aquello que los analistas políticos les dicen, no es algo sincero”.