• 00:06
  • lunes, 08 de agosto de 2022

Los “Ojos en Alerta” y el riesgo del “buchón”

Tal como sucedió durante el inicio del aislamiento social y obligatorio, el Gobierno local intenta involucrar a los vecinos en la denuncia de delitos, frente a situaciones o comportamientos de terceros que despierten sospechas. En medio de una ola de robos y el recrudecimiento de la problemática delictiva, el Gobierno anunció la firma de un convenio con el Municipio de San Miguel para implementar el programa de seguridad ciudadana “Ojos en Alerta”. Vecinos y vecinas manifestaron su posición en las redes sociales. “¿Nos van a catalogar de chusma?”, se preguntan. 

Los “Ojos en Alerta” y el riesgo del “buchón”

Para nuestra cultura criolla, el “buchón” es una persona que delata a otra, denunciando a sus espaldas o contando sus secretos. El que cuenta indiscreciones. 

Al igual que sucedió en los primeros meses de la pandemia, los vecinos temen que “la colaboración vecinal”, se transforme en una red de espionaje de vecinos “buchones”, y que eso derive en conflictos personales. Es que el Intendente Aiola y el secretario de Seguridad e Inspección General, Darío Ciminelli, se reunieron con el Jefe Comunal de San Miguel, Jaime Méndez, en el Centro de Operaciones de esa localidad para avanzar en la firma de un convenio e implementar "Ojos en Alerta" en Chacabuco. Se trata de un sistema de seguridad ciudadana “que posibilita la participación de los vecinos en el mejoramiento de la prevención”. 

Aunque no se brindó información respecto al tipo de tecnología a utilizar, los costos de la inversión ni otros datos, vecinos y vecinas de Chacabuco mostraron sus dudas a través de las redes sociales respecto a la implementación. Entre otras cosas, reclaman que cuando un vecino denuncia “pasa por alcahuete”, temen por las posibles “represalias”, y aseguran -entre otras cosas- que “la prevención empieza por los funcionarios que tienen que cumplir con su trabajo”. 

 

Qué dicen las redes 

Javier, policía retirado, recordó que “Ese sistema es viejo, implementado por el ministro Arslanian, ministro que destruyó a la Policía”, y explicó que en ese momento “se crearon los Foros de seguridad, por intermedio de estos las sociedades de fomento planteaban lo que cada barrio necesitaba, donde pasaban "cosas" dentro de cada barrio, etc., hasta que se politizó todo: sociedades de fomento y foros de seguridad. No contribuye porque nadie después ve nada”. 

Delia respondió ese comentario y aclaró: “Claro señor, nadie ve nada porque nadie quiere meterse en problemas, nadie quiere ser testigo, entonces pasamos por alcahuetes, y siempre se sabe el nombre y apellido de quién denuncia y de los chorros no… si hay leyes la tienen que hacer cumplir el o los funcionarios que tienen autoridad, y el poder de hacerlo, ¿y las represalias? Nos estamos poniendo en peligro nosotros mismos, hoy escuché que todo se haría por mensaje privado, Chacabuco es chico, enseguida se sabe, me entiende…”. 

Otro comentario señala: “Ahora los vecinos tenemos que decir todo lo que vemos? Según entendí, ¿nos van a catalogar de chusma? nunca va a faltar alguno que escrache a quien dijo algo, pregunto y ¿quién nos cuida a nosotros? La prevención empieza por los funcionarios que tienen que cumplir con su trabajo”. 

En el mismo sentido, Ramiro dice: “¿por qué no prueban con empezar a hacer las cosas bien? Metan presos a los delincuentes, a los que saben que venden falopa, los que saben que andan robando, los que están prendidos con los delincuentes, primero hay que arrancar por los políticos”. 

Por último, y entre otros de iguales características, Germán se pregunta en relación al acuerdo entre Municipios: “En un convenio hay un pacto, un arreglo, un intercambio, quiero saber justamente cuál fue el convenio!!! Solo se dice que ellos brindan experiencias y nosotros, ¿qué damos?”.