martes. 28.05.2024

Agentes del organismo conducido por Carlos Castagneto llevaron adelante un operativo en un centro de acopio de granos en la provincia de Córdoba, en el que también participaron miembros de la policía local. Durante el procedimiento, los inspectores constataron la existencia de materias primas sin su correspondiente respaldo documental, por lo que procedieron a interdictarla. El volumen incautado equivale a la carga de 16 camiones de transporte.

Funcionarios de la DGI recorrieron un establecimiento agropecuario en la localidad cordobesa de Pozo del Molle. Allí, detectaron que se encontraban 270 toneladas de soja y 221 toneladas de trigo almacenadas en silobolsas y depósitos, sin su documentación respaldatoria válida. Al no poderse verificar el origen de la producción y su comercialización, la mercadería fue incautada.

En otro operativo, agentes de la AFIP incautaron 97 toneladas de maíz y 7 toneladas de maíz partido, cuya valuación estimada asciende a $5 millones de pesos, al detectar que los granos no contaban con la documentación respaldatoria que justifique el origen de su producción y/o su comercialización. La mercadería se encontraba en un establecimiento de acopio e industrialización de granos ubicado en la localidad de Ausonia.

Las áreas de investigación del organismo continúan con acciones sumariales para determinar su procedencia. En caso de comprobarse las irregularidades, los granos se rematarán y el dinero obtenido se destinará al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. En el operativo participaron miembros de la Policía de Córdoba.

Más de 600 toneladas de granos sin declarar