martes. 23.04.2024

El presidenciable amarillo Horacio Rodríguez Larreta desafió a su padre político y fundador del PRO, Mauricio Macri, y convocó a elecciones concurrentes, que se harán el 13 de agosto con boleta única electrónica en la ciudad porteña. De esta manera, se votará el mismo día que las elecciones nacionales, pero con boletas separadas. El anuncio lo hizo a través de un video grabado, que publicó en sus redes sociales, luego de las críticas públicas del expresidente.

"Hoy quiero contarles que tomé la decisión de que los porteños votemos el mismo día que se vota en las elecciones nacionales. O sea, el 13 de agosto las PASO, el 22 de octubre las generales y el 19 de noviembre el ballotage, si lo hubiese", indicó el jefe de Gobierno porteño, pese a que gran parte del PRO considera que el desdoblamiento concurrente rompe las reglas electorales.

Larreta explicó que votar el mismo día con boletas separadas evita que "los porteños tengan que ir a votar hasta seis veces en el año". "Nos ahorra mucho tiempo y nos evita gastos innecesarios", remarcó.

Luego, explicó que la votación se realizará con la Boleta Única Electrónica y dijo que ese sistema es "más ágil, más sencillo, más transparente y es una bandera del PRO". Además, recordó que ese mecanismo fue implementado por su jefe político en 2015. "La boleta electrónica, además, nos permite que la discusión de las propuestas y los proyectos de cada candidato se enfoque en los vecinos y en las oportunidades de cada barrio de la ciudad".

"Voy a apoyar a un candidato de mi partido, que es el PRO. En las próximas semanas vamos a estar trabajando para definir cuál es el mejor candidato para seguir con todas las transformaciones que empezamos con Mauricio y que continuamos hasta hoy", finalizó.

Esta salida salomónica del jefe de Gobierno le posibilita no inclinar la balanza para su sucesión: el método de no ir atado a una papeleta nacional beneficiaría a su aliado radical Martín Lousteau, en detrimento de Jorge Macri, auspiciado por su primo Mauricio. También, le permite morigerar el impacto electoral del diputado Javier Milei.

La decisión de Larreta provocó un cimbronazo en la dirigencia amarilla. Apenas cinco minutos después del anuncio, la diputada María Eugenia Vidal, cuestionó la decisión del jefe de Gobierno porteño y lo acusó de romper con los principios del PRO y de priorizar sus intenciones personales en relación a los "valores del equipo".

"El PRO y el JxC que le prometimos a los argentinos no es este. No hay ambición personal que pueda estar por encima de nuestros valores y del equipo. Somos el cambio o no somos nada", sostuvo en su cuenta de Twitter la exgobernadora.

"Coincido con María Eugenia. Qué profunda desilusión", escribió poco después, también por Twitter, el expresidente Macri.

“Está mal cambiar las reglas. Es hacer trampa”, expresó por su parte Patricia Bullrich, mientras que, en la misma línea, Cristian Ritondo escribió: "Cambiar las reglas de juego a último momento va en contra de los principios que siempre defendimos con el PRO. No está bien".

Por el contrario, la Coalición Cívica y el radicalismo se pronunciaron en favor de la decisión tomada por Larreta.

"En la ciudad de Buenos Aires tenemos Código Electoral y el mejor sistema para la elección de nuestros representantes: Boleta Única (defendida por todo JxC). Usar este mecanismo de votación es reafirmar nuestra autonomía", escribió el diputado Maximiliano Ferraro, de la Coalición. En el mismo sentido se expresó el presidente de la UCR, Gerardo Morales.

 

Larreta desafió a Macri y convocó a unas elecciones a su medida