miércoles. 29.05.2024

Humedad, problemas con las instalaciones y plagas

En medio de la discusión por el estado edilicio de la casa de estudiantes en La Plata para jóvenes de Chacabuco, que corresponde al patrimonio municipal, y que por falta de mantenimiento debió cerrar, Cuatro Palabras dialogó con los chicos y chicas que residían allí y debieron mudarse a una propiedad alquilada por el Gobierno. Aclaran cuáles son problemas edilicios son “de larga data” y que “las autoridades locales siempre estuvieron al tanto de estos problemas”. 

casa de estudiantes

La casa en la que vivían varios jóvenes de la ciudad y que debieron cerrar por falta de mantenimiento, el Municipio adquirió en el año 1999 a través de un leasing, aunque terminó de pagarse recién en el primer mandato de Darío Golía (2003-2007). 

En total, son treinta y uno los jóvenes que hoy viven y estudian en las propiedades destinadas a estudiantes de Chacabuco en La Plata: 13 en la casa de diagonal 74 y 18 en la casa de Calle 5. 

Aunque, en diálogo con Cuatro Palabras, jóvenes del Centro de Estudiantes, aseguraron que “en años anteriores, con la casa de 46 habitada en su total capacidad, hubo más de 50 personas haciendo uso de las mismas”. 

Además, aseguran que los problemas edilicios no son nuevos sino que datan “por lo menos desde el año 2012”, y son varios: desde humedad en las paredes, problemas con las instalaciones eléctricas de gas y agua, el balcón está muy frágil, hasta problemas de plagas. 

En ese sentido, confirmaron que las autoridades locales “siempre estuvieron al tanto de éstos problemas” y que “por el momento tenemos buena comunicación y siempre se informa a la dirección de juventud como corresponde”. 

Aunque la casa de la Calle 46 fue cerrada debido a sus malas condiciones, y debieron mudarse a un inmueble en diagonal 74, lo cierto es que la de Calle 5 “también cuenta con problemas edilicios de larga data, los cuales intentamos resolver sin éxito, debido a la falta de respuesta por parte de la propietaria de la vivienda”. 

Además, en lo relativo al dinero, se ocuparon de aclarar “la casa nunca se habitó gratuitamente como se dice, sino que abonamos una cuota mensual, que es utilizada para cubrir los servicios, productos de limpieza y arreglos pequeños, complementando con las actividades que realizamos en vacaciones de invierno y verano”. 

“Por lo demás, es bastante cambiante la cuestión, dependemos del aporte de nuestras familias y de buscar un trabajo, ya que menos de la mitad de los habitantes de la casa pueden acceder a una ayuda del Estado como la beca Progresar, beca Manuel Belgrano, municipal, entre otras” expresaron y convocaron a los habitantes del partido de Chacabuco a seguir las actividades que realizan a través de las redes sociales, @cechlp en Instagram y Cechlp Centro de Estudiantes en Facebook.

Humedad, problemas con las instalaciones y plagas