jueves. 22.02.2024
Se fijó una nueva audiencia

El Gobierno estira la respuesta y los gremios denuncian violencia laboral

El Ministerio de Trabajo le había fijado al Ejecutivo 72 horas desde el último encuentro con las entidades gremiales que agrupan a los trabajadores del Estado para explicar de qué manera y cómo les habían descontado los días de paro de sus haberes. La información no llegó, aducen que “hubo un error” y los gremios denuncian violencia laboral. Se fijó una nueva audiencia en La Plata para el 24 de febrero a las 14:00. 

undefined

El desacuerdo es por los recortes que realizó el Gobierno Municipal sobre los salarios de los trabajadores que se adhirieron al paro en el mes de diciembre. Desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) informaron que ambas partes mantuvieron posiciones, y que por lo tanto el Ministerio de Trabajo fijó una nueva audiencia para el 24 de este mes. 

 

La entidad provincial le había fijado al Ejecutivo 72 horas desde el último encuentro para explicar de qué manera y cómo descontar los días a los trabajadores. Marcos Scally fue está vez el representante del Gobierno, en reemplazo del Secretario de Gobierno, Mario Ferraresi, pero no llegó con la documentación requerida. 

 

En diálogo con Cuatro Palabras, el secretario del STMCH, Ángel Olivetto, aseguró que “No dijeron absolutamente nada, volvimos a insistir en que es un atropello, es violencia laboral, hay una premeditación, no hay error. Si te equivocarás, te equivocarás para todos. Si decís que hubo un error, estás incumpliendo y tienen problemas legales, descontaron a trabajadoras embarazadas, otros de vacaciones, de licencia. Y a otros que sí estuvieron de paro, no les descontaron. Están haciendo cualquier cosa”. 

 

A falta de una respuesta favorable del Gobierno local, solicitaron al Ministerio que “si el viernes 24 no traen la información y no devuelven el cien por cien de los días descontados, que pase a Legales, y que dictamine cuáles son los pasos a seguir. En caso de ser necesario lo judicializaríamos pero sabemos que eso llevaría mucho tiempo”. 

 

El Gobierno estira la respuesta y los gremios denuncian violencia laboral