• 20:33
  • jueves, 26 de mayo de 2022

"Estamos necesitando un proyecto con coherencia"

Para el referente histórico del radicalismo, Freddy Storani, una posible alianza de Juntos con Javier Milei implicaría “amontonarse, y después no poder gobernar con coherencia”. Lo considera un tipo “peligroso” y “un punto límite” para el partido. “Es pan para hoy, hambre para mañana”, asegura. Además, insiste en que “Argentina está necesitando un proyecto con mucha más coherencia” y plantea que los países mejor desarrollados “están gobernados por socialdemócratas”.
"Estamos necesitando un proyecto con coherencia"

El dirigente del radicalismo Federico Storani, volvió a criticar la falta de protagonismo y acción del radicalismo dentro de la coalición que gobernó hasta el 2019. La conformación de Juntos por el Cambio, que fue el mandato de la convención de Gualeguaychú, “procuraba establecer el equilibrio y el control en Argentina, la alternancia en el ejercicio del poder, para que no se convirtiera en un proyecto hegemónico, autoritario, con corrupción y por supuesto también constituir una coalición de Gobierno de la que he sido crítico, porque nunca existió finalmente después de que se ganó, era simplemente electoral”, dice.  

En diálogo con Cuatro Palabras, Fredy asegura que cuando le preguntan sobre una potencial alianza con el diputado Javier Milei, insiste en que una coalición de Gobierno “tiene que ver con los contenidos”. “No tengo ningún tema personal con el señor Milei y con quienes se autotitulan liberales, pero expresan un populismo muy sesgado hacia un pensamiento conservador y de derecha más que neoliberal y que no tiene nada de nuevo”, dice y asegura que “No deberíamos amontonarnos, porque después no podríamos gobernar con coherencia y cualquier alianza que se haga tan contra natura, es pan para hoy, hambre para mañana”. 

Para Storani “Argentina está necesitando un proyecto con mucha mas coherencia independientemente de los resultados electorales” e insiste en que sus diferencias con los representantes de La libertad Avanza “están en que por ejemplo Milei ni siquiera contempla la agenda de género, es un negador, porque lo he escuchado públicamente negar el cambio climático del mismo modo que lo hacía Donald Trump, habla de que suprimiría el Banco Central, del mismo modo que veo que ya en esta época que no tiene poder, tiene como forma de acción la descalificación de los que no piensan como él, por lo que no quisiera verlo con poder porque sería más peligroso”. “Para muchos de nosotros, desde el radicalismo, marca un punto límite”, agrega. 

A pocas horas de que se reúna la mesa nacional de Juntos, el exdiputado nacional focaliza en que desde ese espacio “hacen una invocación a terminar con la casta política, y yo creo que hay que mejorar la política, la calidad, pero el lenguaje de casta política no tiene nada de nuevo”, y trazó un paralelismo con la herencia del falangismo en España, “que es Vox, que es una expresión de ultra derecha, es un populismo no democrático, claramente conservador, dicen exactamente las mismas cosas cuando se refieren a la política”. 

La socialdemocracia

En esa línea de pensamiento, es que el histórico dirigente radical analiza la cuestión internacional, para pensar en el horizonte que anhela para su partido y reafirma su visión ideológica. “Se omite evaluar que los países que más se admiran por su nivel de desarrollo, están gobernados por socialdemócratas, a los países escandinavos se los busca como ejemplo de buena administración, de actualidad, ejercicio republicano, servicio sociales vigentes, lo que en su momento era el Estado de Bienestar, donde los impuestos vuelven a la gente, se distribuye mas equitativamente, tienen mejor nivel de posibilidades de desarrollarse”, cierra.