• 03:57
  • jueves, 07 de julio de 2022

“Es importante estar en el lugar donde se toman decisiones”

Laura Marchesse asume hoy como Intendenta interina en reemplazo de Víctor Aiola, en uso de licencia por vacaciones. La agenda, aunque condicionada por plazos de obra, prioridades de Gobierno y cuestiones burocráticas de rigor, se delimitó en los últimos días, con “la libertad absoluta para que pudiera organizar la semana”. La actual Secretaria de Desarrollo Social, que ocupó distintos roles en la gestión desde el 2015, dialogó con Cuatro Palabras sobre cuestiones estructurales de Gobierno: aciertos y errores, recursos de su área, y el rol de las mujeres. Además, dio su punto de vista sobre la discusión electoral y la judicialización de la política.

“Es importante estar en el lugar donde se toman decisiones”

Laura Marchesse es parte del armado del Intendente desde 2015. Durante un buen tiempo fue coordinadora de Desarrollo Social, luego directora, subsecretaria, pasó por la Jefatura de Gabinete, y encabezó la lista de concejales en el 2019.

“Creo que Víctor ha logrado tener una agenda ordenada y va pidiendo en sus gabinetes el seguimiento de los temas que va planteando como prioritarios, entonces obviamente hay una agenda a seguir en el Ejecutivo, y otras cuestiones que se desprenden del día a día”, asegura en diálogo con este medio.

-¿Cómo planificás esta semana?

-Esta semana hay que trabajar con celeridad en todo lo que tiene que ver con la pavimentación de la Av. Perón, que para los chacabuquenses es súper importante. Fue una gestión conjunta que tie-ne plazos que hay que cumplir. Ese es un tema prioritario para esta semana, más allá de que la agenda vaya virando de un lado a otro. Hay cuestiones que no son las que se ven pero son las que se trabajan en profundidad, quizás más técnicas y burocráticas, que no se le muestran al vecino a cada minuto pero requieren de mucho trabajo.

-¿Qué creés que representa simbólicamente una mujer al frente de Gobierno?

-Como para destacar, creo que es importante que las mujeres estemos en lugares de toma de decisiones. Sobre todo porque invita a otras mujeres a participar. En mi Secretaría lo digo todo el tiempo: que ocupen lugares, que sean parte, que participen. Soy la primera trabajadora social que ocupa el cargo de Secretaria, y para mí esas cosas marcan una tendencia importante. No quiere decir que alguien que no tenga el título no pueda hacerlo de buena manera, porque hemos tenido en todos los niveles Secretarios o Ministros que vienen de otras áreas. Pero sí me parece que profesionalmente y como mujeres, debemos ocupar espacios para abrir camino y animarse a hacer mucho más de lo que piensan que pueden.

-Ocupaste varios lugares de responsabilidad desde el 2015, ¿cuál es tu visión sobre cuestiones neurálgicas y estructurales de Gobierno?

-Creo que las áreas han tenido, como la gestión, mejores momentos y otros en los que ha habido que repensar y planificar. Se va viendo en este momento -en el área de Servicios Públicos- un trabajo constante, de muchas mejoras. Si hoy salimos y le preguntamos al vecino sobre esta cuestión, va a contestar que va viendo algunos cambios, mejoras. No solo tiene que ver con la conducción, sino con cuestiones estructurales y económicas del Municipio.

-Desde la oposición se reclama que lo que el Intendente indicaba en el 2015 como algo sencillo a resolver, le está llevando mucho tiempo para encontrarle una solución de fondo: tránsito, seguridad, servicios públicos, viviendas.

-En Seguridad hay bastantes cuestiones avanzadas, llegan patrulleros en estos días, se está trabajando con la nueva secretaría y la vuelta de Darío Ciminelli con otro orden y otro formato de trabajo. Cada secretario que ha pasado lo ha hecho de diferente manera, pero Darío tiene una forma particular de organizar el trabajo. En Tránsito hay idas y vueltas, y también tendrán que ver con cómo se ordena lo que nos pasa como sociedad.

-¿Cuáles son los aciertos y errores de los casi siete años de gestión de los que fuiste y sos parte?

-Creo que los grandes aciertos tienen que ver con cambios de paradigma. Rápidamente vuelvo a mi área, que es donde puedo profundizar. La descentralización de Desarrollo Social fue clave, pasamos de que toda la gente se atienda en el centro de la ciudad como único lugar, a tener un trabajador
social en cada barrio. Éstas son políticas progresistas que quedan. Si le preguntás a las trabajadoras
sociales, te van a asegurar que no se puede volver a trabajar de otra manera. La creación del Área de la Mujer, con todas las críticas que puede tener, fue parte de esta gestión.

Podemos pensar que tiene que mejorar muchísimo, pero antes no existía, se creó en los prime-
ros meses de 2016, cuando Mabel Unsain era Secretaria. También la Accesibilidad a los Barrios, las cloacas en Alcira de la Peña con sus conexiones que le dan al vecino dignidad y salubridad; la cuenca E, de la que ya nadie se acuerda. Fue una decisión muy importante. Y no es de las obras marketineras, no se ve. Respecto a la Salud, no podemos discutir que tenemos un Hospital renovado. A mí me tocó ir cuando volví a Chacabuco en el 2014, y ahora tuve que regresar. Claramente, tenemos otro Hospital. Y eso nos permitió un manejo de la pandemia súper prolijo y con la infraestructura que nos merecíamos. Me cuesta pensar una pandemia sin la Guardia Central, sin la Tercer Ala, y el capital humano que condujo.

-Te faltan los errores...

-Me cuesta pensar en los errores, soy positiva, me gusta ver las oportunidades. A la gestión le queda un buen tramo y en ese tiempo se pueden hacer muchas más cosas de las que se han hecho has-
ta el momento.

-Cuando se discutió el Presupuesto 2022, los recursos destinados a el Área de la Mujer eran insignificantes, ¿vas a dar esa
discusión?


-Estoy en la Secretaría hace casi tres meses y si bien el presupuesto ya estaba armado, y al principio no era lo que se esperaba, es dinámico, en ningún caso son compartimentos estancos. Hay cierta flexibilidad, se puede reorganizar. Ahora por ejemplo, tenemos unas partidas que llegan de la Provincia para reformular el área de la Mujer, que ahora pasa a ser de Género, con algunos cambios interesantes, que por algunas cuestiones cuesta entenderlos, como el de Masculinidad. Que van a aportar la otra cara de la moneda, o la solución de muchas problemáticas.

-Después de siete años de Gobierno, ¿es el momento de dar lugar a otros militantes del Frente Juntos, caras nuevas, o de seguir pensando en la continuidad de Aiola?

-Víctor tiene la posibilidad de volver a ser candidato, dependerá de sus ganas de continuar en la gestión y también de las ganas de participar de los demás militantes. Las gestiones de Víctor han sido muy buenas, y el espacio tendrá que dar las discusiones hacia adentro como el resto de los partidos.

-Ya hay voluntades manifiestas...

-Sí, pero siempre las hubo. Antes de la segunda gestión, y durante la primera. Creo que está bueno que la gente quiera participar. Se dará la discusión y se presentarán las alternativas.

-¿Es difícil pensar en el Frente Juntos sin Aiola?

-Víctor está muy presente y sigue teniendo muchas ganas. El espacio va a dar sus discusiones, falta mucho, pero los vecinos quieren ver resultados. Una de mis frases es “hay que hacer muy bien lo que uno está haciendo para aspirar a otras cuestiones”, ya sea la militancia o el cargo que le toca ocupar.

-En cada campaña se han acusado entre oficialismo y oposición de utilizar al área de Desarrollo como herramienta electoral, ¿qué opinión tenés?, ¿se amplían las partidas en años electorales?

-Se puede ver en el presupuesto. Podemos hablar mucho sobre este tema, a nosotros nos llegan pedidos todo el tiempo, todos los años. Se trabaja con mucho profesionalismo en el área, yo volví a la misma en este momento y tengo un equipo técnico excepcional, trabajamos con la Red Solidaria
de manera directa y continua y con otras instituciones que nos pasan casos. Sería muy injusta si diría que se usa políticamente, o por lo menos que a mí me haya tocado atravesar una elección en esas condiciones. De todas formas, las demandas en épocas electorales aumentan. Pero en todas las cuestiones de Gobierno. Los vecinos quieren ver que su barrio esté mejor, que su calle esté mejor.

-En los últimos días, y como respuesta a varias denuncias, hubo advertencias de la oposición sobre cuestiones judiciales, causas infundadas, falsos testimonios, ¿qué opinás de la judicialización de la política?

-Creo que hay cuestiones que lo pueden ameritar y otras que no. Me parece irresponsable hablarlo de forma general. Si pudiéramos pensar en una situación ideal, sería lo mejor que en el Concejo se discutieran las cosas relevantes, se buscarán consensos, ese es el mejor camino.