miércoles. 29.05.2024

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, reclamó ayer por los recursos de coparticipación que, sostuvo, "le fueron arrancados" al distrito, y consideró que el hecho de que Cristina Fernández de Kirchner sea "perseguida y proscripta" es "preocupante e inadmisible", al pronunciar su discurso ante la Asamblea Legislativa bonaerense.

Al abrir el 151º período de sesiones ordinarias de la Legislatura, Kicillof agradeció al presidente Alberto Fernández y a la vicepresidenta el "compromiso concreto" con el distrito a través de "recursos y obras", y destacó el respaldo del mandatario al "reclamo ante el bochornoso fallo de la Corte" Suprema que, dijo, "alude a los recursos y a los derechos de los bonaerenses y al accionar de la Justicia federal".

El gobernador pidió a todos los bloques parlamentarios "trabajar para recuperar los recursos que les fueron quitados a los bonaerenses y a los 135 municipios", y propuso "crear una comisión permanente destinada a reclamar" esos fondos. "Es escandaloso el fallo de la Corte de Justicia, que legaliza la injusticia y bloquea el derecho al desarrollo de los bonaerenses. El Gobierno anterior los incrementó por decreto sin motivo", aseguró sobre el traspaso de fondos a la ciudad de Buenos Aires, y agregó: "Les pido a quienes aspiran a gobernar esta provincia que se comprometan con este reclamo".

También afirmó que "en la provincia falta buena parte de los recursos que produce y aporta al sistema de coparticipación" y dijo que "nos toca como generación de dirigentes recuperar los recursos que le fueron arrancados" al distrito.

El mandatario bonaerense destacó además el inicio de las clases y la ausencia de paros docentes, el éxito de la temporada turística y repudió el intento de asesinato a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

"El intento de asesinato fue de una gravedad inédita que fue condenado por toda la sociedad", dijo Kicillof, y consideró el hecho de que sea "perseguida y proscrita" es "preocupante e inadmisible". Sobre ello, agregó: "No puedo pasarlo por alto. Es imprescindible para la democracia argentina que la Justicia condene y castigue a los culpables, a quienes promovieron y concretaron esto", agregó.

Por otro lado, manifestó que "en la provincia la educación pública volvió a ser prioridad" y que "históricamente el inicio de las clases era un momento de incertidumbre", pero que desde que asumió "eso se acabó". "Este año las clases empezaron el 1 de marzo y durante estos años no tuvimos ni un solo día de paro por cuestiones provinciales", afirmó.

Advirtió hoy que "la sociedad va a tener que elegir qué camino sigue", aseguró que "gobernar es ampliar y defender derechos, no privilegios", y dijo que "el dilema que plantea este año será entre la derecha y los derechos".

En su mensaje, Kicillof exhortó a los bloques de la oposición el tratamiento de leyes pendientes como la derogación de la reforma jubilatoria del Banco Provincia, que fue aprobada durante la gestión de María Eugenia Vidal, y ratificó que seguirá "fortaleciendo la obra social" de los bonaerenses. También dijo que seguirán "priorizando las inversiones en el sistema sanitario" y destacó que, en pandemia, "ningún bonaerense se quedó sin asistencia médica".

Al referirse a la inversión en obra pública, dijo que "mejor que tuitear, es hacer", enumeró los trabajos hidráulicos, en materia de rutas, pavimentación, viviendas, cloacas y agua potable que lleva adelante su administración y recalcó que ello además genera empleo y actividad económica.

 

"El dilema de este año será entre la derecha y los derechos"