• 03:38
  • lunes, 04 de julio de 2022

"Está claro quién conduce al PRO de Chacabuco"

Alejado de la función pública pero “no de la gestión”, Luis Speranza, fundador del PRO Chacabuco, insiste en que las diferencias entre Larreta y Macri “son solo de estilo”, y argumenta que a diferencia del radicalismo “que quiere llenar las listas”, el PRO “ha puesto a disposición a sus mejores hombres”. Sobre la disputa en la conducción del PRO local -de larga data- es categórico: “La lista que encabezó Nacho Orsini ganó esas primarias, por lo tanto es clara la conducción”. En diálogo con Cuatro Palabras, el exconcejal pide “no desconocer” los resultados de la última elección y asegura: “Las PASO es algo en lo que tenemos que pensar”. 

"Está claro quién conduce al PRO de Chacabuco"

-Sostenés el liderazgo de Mauricio Macri, que cada vez con más visibilidad, se le disputa, ¿cómo ves esta situación?

-Yo no veo complicada la situación, diría que son cuestiones normales de la política que el PRO no estaba acostumbrado a tener.  Cuando hay un liderazgo fuerte, estas cosas no pasan. Cuando ese liderazgo se reparte después de cierto tiempo, lo cual me parece bien, suceden estas cosas. Esto pasa en todos los partidos políticos, y a lo largo de toda la historia. 

 

-Macri y Larreta están marcando cada vez más su posición, sus diferencias y cuál es el camino que consideran hacia el 2023, ¿qué te parece?

-Creo que son diferencias de estilo, no hay diferencias de pensamientos ni metodológicas. Cada cual apunta a un sector del electorado, pero no creo que sea una cuestión belicosa. Es simplemente un posicionamiento, y también pasa en la Provincia. Todo Juntos está así. Depende del distrito, hay 3 o 4 candidatos por el radicalismo y por el PRO. Lejos de ver lo que plantean muchos en términos de “águila y la paloma”, yo veo solo diferencias de estilo. Si lo bajás a Chacabuco, no es lo mismo el estilo que puedo tener yo, que el que tiene Nacho Orsini, que es más componedor, basándose en las realidades de una administración; y uno ve las cosas desde afuera y está con otras herramientas para trabajar políticamente. Desde ya, nada indica que vaya a haber un conflicto.

 

-¿Cómo condicionan al armado de Juntos las internas en Provincia y Nación?

-Lo que veo es que en el PRO siempre se privilegiaron los mejores hombres y no a disciplina partidaria como el radicalismo, que quiere ubicar a todos los radicales en las listas. En ese sentido es profundamente democrático.

 

-Sos uno de los fundadores del PRO, hace algún tiempo estás alejado de la gestión, ¿qué mirada tenés respecto al funcionamiento de Gobierno?

-No estoy alejado de la gestión, estoy alejado de los cargos. Pero estoy al tanto de la marcha de la gestión. Tengo mi posición tomada, creo que el Intendente ha hecho y está haciendo una buena gestión teniendo en cuenta los momentos que vive el país y la Provincia. Buena en cuanto a la herencia recibida, que sin dudas lo condicionó por lo menos durante los cuatro primeros años. Ahora, lo veo relanzando algunas cuestiones de obras públicas que sin dudas eran necesarias. 

No nos olvidemos que los vecinos de Chacabuco, en la elección pasada, decidieron casi por partes iguales por la gestión de Aiola y por la de Darío Golía. No podemos ser inocentes, eso fue así. 

En general, acompañamos la gestión con nuestros hombres y mujeres. El PRO tiene en este momento más de tres concejales y a casi toda la Secretaría de Gobierno, la de Obras Públicas, la Jefatura de Compras, Defensa del Consumidor, Obras Sanitarias, entre otras. Unas cuantas dependencias de esta gestión son conducidas por hombres y mujeres del PRO Chacabuco. 

 

-En función de los resultados de la última elección, ¿es momento de pensar en que una figura PRO sea el candidato de Juntos?

-Tenemos que entender que la última reforma de la Ley Electoral tuvo que ver con que los varones del conurbano estaban implementando cierta trampa para tener elecciones indefinidas. Le va a permitir a aquellos intendentes que transitan una segunda gestión, postularse para una tercera. Independiente de eso, va a ser una decisión del Intendente Aiola y del radicalismo. El PRO tiene su organicidad y sus estamentos a nivel nacional, provincial y local. Van a tener que reunirse y ver qué actitud tomar. Hay distintas tendencias y dirigentes, y se responde a unos u otros. Las PASO es algo en lo que tenemos que pensar. Qué es lo que va a pasar, no sabemos. Nuestro sector, acompañó al Intendente Aiola desde el 2015, desde antes que fuera Intendente. Mal estaría, por ahí, deslizar alguna intención de traicionar lo que ha hecho en estos años. 

 

-Es solo una forma de disputar la conducción, tal cual hoy lo hacen Bullrich, Larreta. Es legítimo…

-Por supuesto. Hagamos una traspolación. En Junín, la concejal Blaiotta (exconcejal de Chacabuco) pretende que el candidato a intendente en las próximas elecciones sea radical. No me parece mal. De la misma forma, creo que tanto nosotros como la Coalición Cívica y algunas fuerzas que se acoplen puedan proponer sus candidatos. No está mal. Eso se termina acordando, pero es un hecho que va a ser así. La coalición Juntos está más juntos que nunca. 

 

-¿Cuál es la situación de la conducción del PRO en Chacabuco?

-Lo claro es que lo que no está organizado desde hace un largo tiempo es la cuestión distrital. La Provincial y Nacional está organizada: son Patricia Bullrich y Jorge Macri los conductores respectivamente. No sé si por alguna conveniencia o cuestión que desconocemos, no se formalizó la conducción en los distritos. 

Pero hay que decir que hace algunos meses participamos de una primaria. Había otro sector que quiso representar al PRO, a ninguno le conocíamos pertenencia al partido. Era una lista patrocinada por un referente de muchísimo peso como Cristian Ritondo; pero la lista que encabezó Nacho Orsini ganó esas primarias, por lo tanto es clara la conducción. 

 

-El viernes hubo un encuentro en el Hotel Postal del que participaron algunos referentes del espacio que integras al cual no fueron convocados…

-Si bien fue organizada por el Ingeniero Di Palma, no entiendo por qué no estuvimos invitados. Pero tampoco estuvieron invitados otros dirigentes políticos del PRO, lo que quiere evitar él es que ese movimiento generador de ideas se partidice, para dotarlo de independencia, lo cual me parece perfecto. Le deseo el mejor de los éxitos y que su propuesta pueda ser tomada por distintos candidatos en el 2023.