miércoles. 28.02.2024

“Cerrar es la última de las opciones”

En medio de la polémica respecto al pago de salarios y la posibilidad del cierre del Sanatorio Junín de Chacabuco, Diario Cuatro Palabras habló con el presidente de la institución, Luis Milani para conocer los detalles de la situación. “El nivel de trabajo que tiene el Sanatorio no alcanza para mantener la estructura”, explicó. 

Pedro-Luis-Milani-cc-c98ef6

Según Milani, la complejidad se debe a que “el trabajo que hay no alcanza con los costos que tenemos, con los aranceles que tienen las prestaciones médicas, el nivel de trabajo que tiene el Sanatorio y tampoco para mantener la estructura”. Debido a que con las internaciones y procedimientos médicos no se llega a cubrir el fijo, explicó que están “todo el tiempo poniendo extra, sacando de otro lado”. 

 

El Presidente aseguró que la situación es general en todas las unidades operativas que tiene el Grupo Sanatorio Junín y se refirió a la necesidad de que el costo de los aranceles médicos se “emparejen” con respecto a la inflación. “Las obras sociales y prepagas tienen un aumento y nosotros cobramos luego de cuatro meses”, dijo. Por esto considera que “es muy complicado mantener la salud privada en estas condiciones, sobre todo en las instituciones que venimos medio al límite” dijo y aseguró que la situación no es nueva sino que “viene empeorando desde los últimos seis o siete años”. 

 

Sobre la posibilidad de cerrar las puertas 

 

Respecto a la posibilidad del cierre de la entidad, Milani aseguró que “lo que se dice mediáticamente está totalmente infundado”. “No estamos tratando de cerrar, al contrario, estamos viendo qué más podemos hacer para llevar adelante la situación”, aseguró. 

Por otra parte, si bien reconoce que la situación es “delicada” y que están atrasados con el pago de los salarios, afirma que hasta el mes pasado “todos los meses se cobraron, nunca dejaron de cobrar un mes, se cobró aguinaldo, bono, todo”. En ese sentido comparó la situación con otras clínicas de la región, e indicó que “aunque el trabajador tiene que cobrar el sueldo, pero hay que mirarla en el contexto”. “Es grave obviamente, no voy a decir que no, pero cerrar es la última de las opciones, hay un montón de otras cosas para hacer antes”, cerró. 

“Cerrar es la última de las opciones”