• 03:38
  • lunes, 04 de julio de 2022

Cerca de tener transporte de línea público

Una nueva Sesión Ordinaria y Pública del Concejo Deliberante se realizó ayer en el Patio de los Intendentes del Palacio Municipal, que tuvo como debate principal la crisis que atraviesa nuestra ciudad en materia de violencia social, temática que originó uno de los proyectos que se trataron en el recinto. Atravesada por los acuerdos y despojada de las discusiones encendidas que acostumbran protagonizar los concejales, el encuentro terminó siendo dinámico y ágil, salvo algunos breves pasajes donde las bancadas del oficialismo y la oposición se endilgaron la responsabilidad de “promover la violencia política en los discursos públicos”.

Cerca de tener transporte de línea público

“No mejoró el tránsito, empeoró”

Una de las primeras y pocas escenas en las que se suscitó el debate fue cuando desde la bancada de Juntos por el Cambio se propuso que se declarara de interés legislativo la “Semana de la Seguridad Vial”. Inmediatamente, el concejal Estévez señaló: “estamos de acuerdo con los considerandos de la ordenanza, pero el tránsito es un tema pendiente de esta gestión. Todavía recordamos al Intendente exclamando en campaña que esta cuestión se resolvía en dos meses, demostrando un desconocimiento total de lo que decía. En 7 años no solo no lo resolvió, sino que lo empeoró”, disparó picante el presidente del bloque opositor.

“Mejorar el tránsito depende de los vecinos”

La respuesta de Pérez no se hizo esperar, acostumbrado a mantener constantes intercambios con el edil justicialista, replicó ironizando con una pregunta: “¿quiénes somos los que hacemos el tránsito, los vecinos de Chacabuco o los vecinos de otros lados?”depositando la responsabilidad del desorden que hoy se vive a nivel distrital en materia de accidentes, en la comunidad.

 

Violencia en escalada

Una de las propuestas de la oposición fue el proyecto de ordenanza presentado por la concejal Karina Geloso, que busca declarar la emergencia en materia de violencia. “Este proyecto nace a partir de numerosos hechos de violencia recurrentes y de reclamos constantes de los vecinos que se refieren a diferentes ámbitos, no solo en los corredores nocturnos durante los fines de semana sino en el tránsito, en los robos, en las situaciones de violencia de género, en la calle, en las escuelas. Creemos necesario declarar el tema de violencia como una emergencia”, argumentó.

 

“Tenemos que hacer un mea culpa”

La principal voz oficialista; Alejo Pérez, respondió por el conjunto: “nos preocupan y nos ocupan los problemas de violencia y vamos a aprobar el pase a comisión de este proyecto, aunque a nuestro entender le falten datos como para declarar una emergencia. En cuestiones de violencia, quienes tenemos cargos electivos debemos hacer un mea culpa de lo que hacemos y decimos”. Además, indicó que “Muchas veces no colaboramos en bajar los niveles de violencia en el discurso. Tenemos a un ministro de Seguridad de la Provincia que llamó borracho al Presidente. Venimos de dos años sin clases presenciales, la gente está cansada y sin perspectivas. Podemos echarnos la culpa o las responsabilidades o bajar el nivel de agresividad”, dijo Pérez desviando el eje de la discusión.

 

“Faltan datos estadísticos”

Acto seguido, el concejal Darío Golía recordó “los constantes agravios que realiza permanentemente en sus discursos el Intendente Aiola, quien la última vez no tuvo reparos de agraviar frente a alumnos en un discurso realizado en una escuela”. Luego volvió a la temática, señalando que “tratamos de rastrear datos oficiales sobre violencia y no los hay, es falta de gestión que no haya una base de datos, no solo en materia de violencia sino en tránsito también”. “Para hablar de emergencia nos basamos en lo que reflejan los medios, en los acontecimientos públicos, y sobre todo en caminar los barrios y escuchar al vecino, que nos aporta datos que preocupan. Nos alarma lo que ocurrió en la Escuela Industrial, por ejemplo. También la suspensión del fútbol infantil por violencia de los adultos” dijo el exdiputado y expresó que “Cuando veíamos lo que ocurría esperábamos ansiosos que el Intendente saliera con una artillería de acciones para revertir estas situaciones, pero no solo se hizo poco y nada sino que no se convocó a nadie a debatir este problema para reflexionar y actuar en su resolución”.

 

Transporte público

Darío Golía también presentó un proyecto para la creación de transporte público local de pasajeros. “Sabemos la necesidad que hay en los barrios más alejados, los remises son costosos; ni hablar de
localidades como Cucha-Cucha. Se descomprimiría el tránsito ya que tenemos 20.000 autos y 1.000
camiones dando vueltas por la ciudad, a veces para ir a la escuela llevan 3 chicos en la moto y tenemos de 2 a 3 accidentes por día”, dijo. Para el concejal, “sería un primer paso para empezar a organizar el tránsito y es importante que el Municipio disponga recursos para que a las empresas les resulte rentable”. Además, indicó que de esta manera, “se va a ahorrar, por ejemplo, en atención médica por siniestros viales”. Lejos de generar discrepancia, la propuesta tuvo buena respuesta desde el oficialismo. Alejo Pérez destacó que “al fin coincidimos en algo con el señor Golía, esto hay que mencionarlo, y concuerdo en que en materia de transporte el Estado subsidie, ya que si no las tarifas que debería pagar el usuario serían imposibles de afrontar con los costos que se manejan”.