• 05:13
  • miércoles, 28 de septiembre de 2022

“Con el atentado a Cristina se rompe con el pacto democrático”

El último sábado se realizó un encuentro en Junín, previo a la Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe de la CEPAL. Más de doscientas militantes, dirigentes, funcionarias y legisladoras de la Segunda y Cuarta Sección Electoral viajaron a la ciudad vecina e intervinieron en diferentes comisiones. La referente de la Corriente Peronista, Julieta Garello, contó en diálogo con Mates y Noticias (Radio Voces 95.1) cuáles fueron los debates más importantes: desde el repudio al intento de magnífico de la Vicepresidenta, a la necesidad de una reforma de todo el aparato judicial. “Ningún vecino ni vecina puede negar que si necesita acceder a la justicia, a un proceso judicial, o tiene que ir a la Fiscalía o el Juzgado de nuestro pueblo se encuentra con barreras burocráticas pero también barreras clasistas, racistas, patriarcales”, dijo. 

 

“Con el atentado a Cristina se rompe con el pacto democrático”

La Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe de la CEPAL es el principal foro intergubernamental sobre los derechos de las mujeres y la igualdad de género en la región. El último sábado, más de doscientas militantes, referentes, funcionarias y legisladoras peronistas de la Segunda y Cuarta Sección Electoral viajaron a Junín para participar de un encuentro previo.  “Son reuniones muy interesantes, porque es una posibilidad que nos damos las mujeres peronistas de poder discutir entre todas, las que tenemos una militancia más territorial, de base, y compañeras con otras responsabilidades como puede ser la Vicegobernadora de la Provincia de Buenos Aires, Verónica Magario, la ministra Estela Díaz, funcionarias y legisladoras. Es un momento en el que todas las compañeras nos ponemos en igualdad de condiciones a discutir nuestras agendas”, explicó Julieta Garello.

Dentro de las comisiones que se desarrollaron en el encuentro, Julieta participó de “Poder Judicial o Democracia”. Allí se abordó la defensa a Cristina Fernández y el repudio a su intento de magnicidio pero, además, “se pensó el diseño institucional del Poder Judicial en el país, que funciona como un dispositivo de tres patas: disciplinador de la política, perseguidor de nuestros líderes y el condicionamiento frente a las políticas de gobierno para favorecer intereses económicos”, dijo. 

Respecto a la figura de la Vicepresidenta y lo que representa, manifestó: “venimos asistiendo a un pelotón de fusilamiento judicial y mediático que se fue agravando hasta llegar a esta situación, llevamos una década de persecución con un caldo de cultivo de odio, de estigmatización y violencia simbólica hasta la figura de Cristina que termina desencadenando en algo que si uno pone en perspectiva no debería sorprendernos, porque vienen construyendo un escenario para que termine pasando lo que pasó, y creo que va a ser más complejo de lo que vienen planteando los medios de comunicación”. 

En ese sentido, opinó que “no se trata de un par de desequilibrados” sino que “hay un entramado de complicidades, de redes, que llevaron a que esta situación suceda”. En esa misma línea consideró que “lo más peligroso es lo que plantea Cristina, esto rompe con el pacto democrático que pudimos construir a partir del ´83, con la consolidación del sistema democrático que hoy está en jaque”. 

En ese contexto -aseguró Garello- se pudo pensar en el sistema judicial “y la necesidad de reformas urgentes”, ya que “ningún vecino ni vecina puede negar que si necesita acceder a la justicia, a un proceso judicial, o tiene que ir a la Fiscalía o el Juzgado de nuestro pueblo se encuentra con barreras burocráticas pero también barreras clasistas, racistas, patriarcales. Eso en los niveles territoriales, y en las altas esferas, funciona como un partido judicial que persigue líderes y condiciona nuestra democracia”.