lunes. 15.04.2024

El presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner abrieron ayer a la tarde, de manera simbólica, la válvula del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner en la planta ubicada en la ciudad bonaerense de Salliqueló. Los mandatarios giraron la rueda de la válvula acompañados por el ministro de Economía, Sergio Massa, y el jefe de Gabinete, Agustín Rossi, integrantes de la fórmula presidencial de Unión por la Patria (UxP), y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

El ministro Massa fue el primer orador en el acto. Durante su discurso, agradeció tanto al Presidente como a la Vicepresidenta por la “decisión de seguir adelante” con el Gasoducto “cuando el FMI pedía que se parara”. En especial, destacó a Cristina por “el coraje de recuperar YPF” para el Estado durante su mandato en 2012. El ministro también expresó “el orgullo de ser argentino” y aseveró que aunque “nos quieran condenar a ser un país dependiente, tenemos con qué construir soberanía”.

“Frente a todos aquellos que plantean que Argentina es un país de frustración, fracaso, sin destino y sin futuro, hoy es uno de esos días que aparece en el alma el orgullo de ser argentino y saber que, aunque nos pongan obstáculos y nos quieran condenar a ser un país dependiente, tenemos con qué construir soberanía, patria, el futuro de nuestra Nación”, afirmó.

El ministro anunció que en septiembre “llamamos a licitar el segundo tramo del gasoducto”, que irá de Salliqueló a San Jerónimo, “para terminar de abastecer el Litoral argentino”.

A su turno, la vicepresidenta Cristina Fernández, reflexionó sobre la decisión de poner en marcha el Gasoducto y los distintos pasos del proceso, y comenzó con una frase autorreferencial: “No fue magia”. A su vez, agradeció especialmente al titular de YPF, Pablo González, quien a su criterio fue un pilar para definir el trazado estratégico del recorrido del gasoducto.

Cristina Fernández realizó una suerte de historización de las decisiones de producción de energética y de gas que se fueron tomando a lo largo de la historia, hasta llegar a la nacionalización de YPF en 2012, durante su gobierno.

“Este gasoducto que fue planificado en el año 2015 y que recién se ejecutó durante nuestro gobierno, desde el 2015 y los cuatro años que le siguieron, no hubo ninguna planificación. ¿Saben cuántos kilómetros de red troncal de gasoductos se construyeron entre 2015 y 2019? 53 kilómetros. ¿Saben cuántos se construyeron entre 2003 y el 2015? 3.211″, remarcó.

Varios momentos le dedicó también Cristina Kirchner, bien en tono de campaña, a Massa, destacando su gestión y capacidad de enfrentar tensiones con el sector empresarial. “Quiero también agradecerte, Sergio, por el gasoducto, pero también por la fuerza que le venís poniendo desde que sos ministro”, aseveró.

El presidente Alberto Fernández cerró el acto, celebrando que le haya tocado un 9 de julio inaugurar esta obra que puede promover la soberanía energética en el país y destacando la importancia de la inversión industrial.

“La industria es la que permite el desarrollo de las naciones. No hay un designio que nos haya condenado a ser el supermercado del mundo, podemos ser el mismo país que alguna vez hizo autos y aviones, que hizo como hoy un gasoducto. No somos un país sin destino, tenemos un destino formidable que hace falta que nos unamos para lograrlo, como nos unimos en esta gesta para lograr este gasoducto”, expresó Fernández desde Salliqueló.

 

Alberto Fernández y Cristina Kirchner abrieron la válvula del Gasoducto