martes. 23.04.2024

A poco de finalizar su mandato, la actual gestión municipal atravesó una de las semanas más conflictivas en la relación del gobierno con los trabajadores. El lunes 25 y martes 26 comenzó con las medidas de fuerza del Sindicato de Trabajadores Municipales de Chacabuco (STMCH) que luego de una frustrada negociación del mismo día lunes y un encuentro que nunca se concretó el miércoles 26, derivó en la decisión de otro paro por 48 para los dos últimos días de la semana que finalizó. Mientras tanto, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Seccional Chacabuco, que promovió la reapertura de paritarias a través del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, había anunciado y llevó a cabo su propia medida de fuerza el jueves 28 y ayer viernes 29. Desde esa organización gremial aseguraron que el acatamiento a la medida de fuerza rondó entre el 80 y el 90 por ciento de ausentismo y que solo se atendieron servicios esenciales. Mientras tanto, el día miércoles 27, el Ejecutivo municipal convocó a la Mesa de Negociaciones Salariales para este martes a partir de las 08:30 en la Casa de la Cultura. La discusión que allí se dará, estará atravesada por el anuncio del nuevo Salario Mínimo Vital y Móvil de $156.000 que deja bastante rezagado los $110.000 mil de básico municipal. Además habrá que ver si finalmente la gestión Aiola está dispuesta a pagar el bono de $60.000 cuya primera cuota los trabajadores pensaban cobrarlo con el salario de septiembre. 

Bisemanario Chacabuco.
Termino una semana con cuatro días de paro y mucha incertidumbre por las próximas...