• 04:31
  • lunes, 04 de julio de 2022

"Quieren laburar y no los dejan"

Luego de una publicación realizada en el facebook de Cuatro Palabras, en la que se expone con una foto a personal de la Policía Comunal que demoraba a un vendedor ambulante de medias, una gran cantidad de seguidores reaccionaron. Ante la actuación de los agentes policiales, reclamaron el cese de la persecución a los trabajadores que “quieren laburar y no los dejan”.
"Quieren laburar y no los dejan"

Un vendedor ambulante de 38 años, oriundo de la localidad de Isidro Casanova, fue demorado por personal de la Policía local el último lunes al mediodía en inmediaciones de calles Pringles y Sosa, en el momento en que se encontraba realizando su labor cotidiana que consiste en comercializar medias. Luego de ser trasladado a la Estación de Policía Comunal para averiguación de antecedentes, intervino el Juzgado de Paz de Chacabuco. No es la primera vez que ocurre este tipo de situaciones en la ciudad . Al respecto, la publicación realizada en el Facebook de Cuatro Palabras recibió cerca de 60 comentarios de vecinos indignados con los operativos policiales.

“¿Después hablan de la cultura del trabajo? Son patéticos, a los antecedentes los puede pedir el oficial que hace la intervención en el momento con solo una llamada por handy a la Comisaría, no es necesario que lo detenga, sí puede hacerlo si al pedirlo tenía algún tipo de captura o antecedentes que lo comprometen como sujeto peligroso. Es la forma más humana de no romperle las bolas a un laburante y "resguardar la seguridad de los vecinos", manifestó Ger. Marcelo sumó al debate un extenso comentario en el que fundamenta su postura: ¿Laburante? ¿Vos ves la mercadería decomisada? ¿Puede un tipo del GBA venir a más de 200 km a querer ganarse el mango, cuando le sale más caro el pasaje en tren ida y vuelta que lo que va a ganar vendiendo eso? ¿Cuánto pensás que le saca de ganancia?”, para luego argumentar su hipótesis: “ Te lo digo con el respeto que te merecés, 12 años fui policía y sé muy bien el modus operandi de estos sujetos; pensá, vos sos inteligente, en el GBA hay más de 3 millones de personas, a los cuales les puede vender esa mercadería ¿y el tipo va a venir a más de 200 km a una ciudad de 35 mil habitantes? Eso es solo una
fachada, para venir a ver qué pueden robar, dónde se pueden meter después.Estos no son laburantes, son chorros, eso te lo aseguro, y te vuelvo a repetir, ¿cuánto le podés sacar de ganancia a todo eso que ves en la foto? ¿1000 pesos? Esos 1000 pesos vale el pasaje en tren, ¿y qué? ¿Vienen acá y no comen ni toman nada? ¡Vamos!

Julio, como tantos otros usuarios repudió el accionar policial: “¡Ja!, qué mal estamos...dale flaco, largate a robar si no te dejan ganar un mango; afaná, total entrás por una puerta y salís por otra”, a la
vez que hizo una reflexión de la situación económica y social a nivel nacional: “¡Viva mi Argentina!, el país patas para arriba, a los que quieren trabajar no los dejan y les roban la mercadería y a los chorros no los molestan, ¡Ja!. Ester también se refirió al contexto de la Argentina: “Pura cáscara , a un laburador le sacan todo y a los chorros nada; viva mi país”.

Susana se sumó a la mayoría de las reacciones en favor del vendedor: “A los chorros no les hacen nada y a un pobre vendedor callejero no lo dejan ganarse unos pesos. Da pena ver estas noticias.”
Para Graciela, es necesario realizar primero una averiguación de antecedentes para evitar este tipo de operativos: “Averiguen antecedentes pero no les saquen lo que venden...”

Nora fue contundente:¡- Dejen trabajar! Al igual que Martín: ¡Fobia conurbana! Después los mandan a trabajar! Mientras que María cuestionó el destino de la mercadería retenida: “Yo pregunto adónde van a parar esas cosas que decomisaron, ¿por qué no se la dan a Red Solidaria para que se la den a gente que en verdad necesita? Como también Julia: ¿¿¿Los ayudan??? ¿¿O solo les "roban" la mercadería?? Gringa, por su parte, exclamó: ¿por qué no hacen los controles en la entrada de
la ciudad, y lo que decomisan ¿adónde lo llevan? o ¿a quiénes se lo dan? Mientras Graciela expresó: “Está bien si supuestamente no se puede la venta callejera, pero no decomisen la mercadería, pobre gente”.

“Dicen que la Argentina está llena de chorros y si al que quiere trabajar no lo dejan no le queda otra que salir a robar a la pobre gente”, finalizó José.