lunes. 15.04.2024

Durante la mañana de ayer se conocieron algunos detalles preliminares  de una supuesta operatoria de contratación de servicios que podría terminar en sede judicial. Según la información a la que pudieron acceder algunos concejales del Frente de Todos y también del bloque oficial de Juntos por el Cambio, se trataría de una “maniobra a través de la cual se simula una contratación de servicios que no se realiza efectivamente y una vez acreditado el pago de la factura, el dinero se entregaba a funcionarios del área”. Incluso, siempre según la misma fuente a la que accedió este medio, uno de los cobros por tareas no realizadas fueron devueltos mediante transferencias bancarias. Si bien en el bloque opositor había cierto hermetismo con respecto a las medidas que se podrían tomar, no descartaron la posibilidad de realizar una denuncia penal y para eso, entre otras pruebas, se pensaba contar con los movimientos de la misma cuenta bancaria donde ingresaban los fondos. De todas maneras, también se especulaba con que el propio intendente estaba al tanto del tema y se esperaba que fuera el Departamento Ejecutivo quien realizara la denuncia correspondiente en las proximas horas  

 

“Si hay un delito debe ser aclarado”

En las primeras horas, también de la tarde de ayer, Cuatro Palabras le consultó al Intendente Víctor Aiola, quien estaba en conocimiento de lo trascendido, y aseguró que “en principio se trata de una persona a la que se le contrataba para realizar trabajos de pintura en el cementerio local”, y en la misma dirección agregó, “si estamos frente a una maniobra ilegal se tomaran las medidas que correspondan y para eso ya le ordene al Secretario de Servicios Públicos Juan Carlos “Pipo” Gómez que se ocupara del caso”.

Otra vez Servicios Públicos en la mira