• 14:08
  • domingo, 05 de febrero de 2023

La llegada de patrulleros opacada por la inseguridad

Luego de un largo recorrido de gestiones y solicitudes que en la previa se disputaban entre oficialismo y oposición, ayer el Gobierno provincial envió 12 camionetas 0 km para la Estación Comunal Chacabuco. El acto se vio opacado por un nuevo hecho de inseguridad y violencia del que fue víctima el conocido empresario Abel Pavesa y su esposa. 

 

 

La llegada de patrulleros opacada por la inseguridad

Tal como habia sido anunciado, ayer llegaron a Chacabuco 12 móviles tipo camionetas doble cabina, que serán destinadas a la Estación Comunal de la policía de Chacabuco. Algunos de esos rodados serán enviados a las cuatro localidades del Partido y también a la Patrulla Rural. Mientras tanto y como parte del convenio oportunamente suscripto con el Gobierno provincial , el Municipio hizo entrega de algunas unidades que estaban fuera de circulación. Previamente, el Gobierno local asumió la reparación de los cascos de las unidades que se encontraban arrumbadas en el depósito de acceso Elguea Román. Para tal fin fue contratado el vecino Oscar Álvarez, quien realizó las tareas de reacondicionamiento con un presupuesto cercano a los nueve millones de pesos. 

 

La previa

Durante la jornada del día lunes 14 en que fue confirmada la llegada de los patrulleros y la visita del ministro de Seguridad Sergio Berni, desde el Ejecutivo municipal como también desde la oposición que encabeza el concejal Darío Golía, se adjudicaban la llegada de los móviles. Dimes y diretes y hasta especulaciones en torno a quienes participarían de la reunión protocolar que se realizaría en la oficina del Jefe Comunal, finalmente todos y todas estuvieron para la foto. Ya ubicados en el interior del despacho, concejales, consejeros escolares y autoridades de Educación del Frente de Todos, ocuparon la mayor cantidad de asientos alrededor del ministro Sergio Berni. Apenas iniciado el encuentro, el funcionario quiso interiorizarse por la situación de la seguridad de nuestra ciudad y cuando Víctor Aiola intentó transmitir como “que la casa estaba en orden”, el jefe del bloque de concejales del FdT Javier Estevez, puso en conocimiento a Berni de lo ocurrido a la familia Pavesa, (ver nota de página 3) y su compañera de bancada, Romina Barbetta narró lo ocurrido con un transformador en la localidad de O'Higgins. En medio de una situación que ya era naturalmente tensa, el secretario de Seguridad, Darío Ciminelli, ensayó “hacemos lo que podemos con los recursos disponibles”.

 

“Impresentables”

Cumpliendo con la vieja lógica de todos los gobiernos, la llegada de los 12 patrulleros fue exhibida en el frente del Palacio municipal. La gastada receta comunicacional de creer que esas fotos generan réditos electorales, terminó con una situación imprevista que dejó muy incómodo a los funcionarios frente al reclamo en tiempo y forma de un miembro de la familia de Abel Pavesa , quienes apenas horas antes fueron víctimas de un asalto con amenaza de armas y violencia física. El empresario Carlos Pavesa, irrumpió a bordo de su automóvil en el mismo lugar donde se desarrollaba la presentación y visiblemente enojado comenzó a realizar una transmisión en vivo desde su teléfono móvil. En ese momento, el padre del vecino conocido como “Kili” se encontraba internado en el Hospital Municipal a donde se le realizaban atenciones . El indignado vecino reprochaba la realización del acto que se estaba llevando a cabo cuando, “yo tengo a mi padre internado por un hecho de inseguridad y ustedes están haciendo propaganda con las camionetas estacionadas acá, ponganse a laburar hasta cuando van a seguir gastando la plata del pueblo en pelotudeces” dijo Pavesa en el audio, quien finalmente apela al termino de“impresentables” y deja en claro que es una palabra habitualmente utilizada por el mismo Aiola.