• 05:13
  • miércoles, 28 de septiembre de 2022

Hubo fiesta en la Plaza San Martín

El Festival de la Primavera se llevó a cabo durante los días sábado y domingo, con una variada cantidad de stands, shows musicales y juegos infantiles. La primera jornada contó con el cierre estelar de Banda XXI. Una medida generó polémica entre los emprendedores: mientras se aproximaba el show, desde el Gobierno solicitaron que cerraran los puestos en la hora pico del sábado a la noche "para evitar actos de vandalismo e inseguridad”. 
Hubo fiesta en la Plaza San Martín

Se desarrolló durante el fin de semana el  Festival de la Primavera organizado por la Municipalidad de Chacabuco, en el que se desplegaron una diversidad de stands que incluyeron propuestas gastronómicas y puestos de artesanos, así como juegos infantiles, shows para niños y grandes y el recital que cerró la jornada del sábado con la presentación de Banda XXI.

La jornada comenzó luego del mediodía del sábado con puestos de comidas en los que no faltaron las carnes asadas, las empanadas artesanales, licuados y tragos, cervezas artesanales, pastelería, comida rápida, pizzas, alfajores artesanales y tortas. Una importante cantidad de los stands correspondieron a la Feria Impulsar y a Jóvenes Emprendedores. 

A partir de las 16.00 se presentó para los más chicos el Payaso de Alma, Alan Brando, quien amenizó con canciones y juegos. Luego estuvo el show de batería de Jero Di Piero y Brian Márquez, los cantantes Belén Mansilla, Ismael Ferrer y el gran cierre de Banda XXI.

"Es muy lindo vernos juntos, volver a encontrarnos con estas actividades que venimos desarrollando en nuestros barrios, en las localidades y hoy acá con tanta gente", expresó la secretaria de Cultura, Educación, Deporte y Juventud, Celina Felice. 

Al día siguiente, ayer domingo, se continuó con los mismos stands y aunque por momentos lloviznó, se realizaron las presentaciones de los Mimos Troupé a las 16.00, y las bandas locales,"The Lorean" y la Rola Intelectual", a partir de las 17 horas.

 

“Puede haber vandalismo y robo"

En una medida que generó polémica entre los emprendedores de la Feria Impulsar, dependiente de la Secretaría de Producción, se cerraron sus puestos en la hora pico del sábado a la noche, mientras se aproximaba la actuación programada para las 20:00 de la popular Banda XXI. "Para evitar actos de vandalismo e inseguridad por parte de seguidores que puedan llegar de otras ciudades a ver el grupo Banda XXI, les pedimos que a las 20:00 los stands de Impulsar estén desocupados", expresó pasado el mediodía por micrófono Celina Felice, Secretaria de Cultura, Deporte, Juventud y Educación y encargada de coordinar las cuestiones artísticas. Las expresiones de Felice generaron malestar en algunos de los expositores que se vieron perjudicados en la imposibilidad de vender en el momento donde más gente se acercó a la Feria. Además, otros señalaron las expresiones como discriminatorias. Lo cierto es que una extraña imagen quedó en las veredas de la Plaza San Martín que conducían al escenario emplazado frente al Palacio Municipal, con todos los locales vacíos mientras en el fondo actuaba Banda XXI.

 

La palabra de Banda XXI

Minutos antes de la presentación, los integrantes de Banda XXI brindaron una conferencia de prensa. “Para nosotros tocar en festivales tiene un condimento especial en estos tipo de fiesta la gente está muy bien predispuesta, se dan todas las condiciones con un público familiar. Destacamos también todo lo que fue la puesta en escena con luces y un sonido y escenario excelentes. Tratamos siempre de poner lo mejor aca en estas situaciones lo disfrutamos de manera muy especial. La gente se va a encontrar con los clásicos de siempre y mucho más, ya vamos a cumplir 23 años y tenemos un amplio repertorio para que disfruten y se enganchen”, expresó el líder de la banda, Lucho. De todas formas, la banda de cuarteto aprovechó para innovar con temas de su nuevo repertorio que fue bien recibido por el público. Una vez finalizado el show, que incluyó una importante cantidad de canciones a lo largo de casi dos horas, los mùsicos debieron permanecer en el lugar unos cuarenta minutos más debido a la demanda de selfies por parte de sus fanáticos y fanáticas.