• 13:37
  • sábado, 28 de enero de 2023

LITERATURA

Cuentos y reflexiones

En su habitual columna del programa radial Rayuela, que conduce Gustavo Giannone, (Radio Ultra 98.9) Chela Fiori habló sobre varios cuentos de Almada Oteiza y dio definiciones literarias. Además, meditó acerca de tiempos pasados y la sociedad actual.

*Por Sara Lastra

 

foto Chela
Cuentos y reflexiones

El martes pasado la profesora Chela Fiori participó del programa "Rayuela”, que conduce Gustavo Gianoni, emitido por Radio Ultra 98.9. La invitada relató dos cuentos de Almada Oteiza y explicó el origen y el significado de la prosa. Uno de los cuentos pertenece a Polifonía 2, y el segundo forma parte de una antología de la filial de Chacabuco de la Sociedad Argentina de Escritores.

Chela comenzó con una introducción hacia lo que es la prosa que, según ella, “Desde que el hombre empezó a comunicarse, a satisfacer la primera necesidad que es comunicarnos, lo hizo en prosa oral, y luego la escritura”. Luego, continuó relatando la historia de una mujer que va retirando papeles de su bolsillo con diversas historias. “Así, ella va resucitando a los olvidados y a los muertos”, relataba Chela.

En cuanto a la autora, la profesora mostró su admiración hacia ella narrando una breve presentación propia que escribió Almada. “A veces me embriagan las letras, soy dueña de un tesoro que crece con los años y que cuido con esmero”, relataba. Según Chela, en esta introducción, Almada “manifiesta esa pasión por expresarse, que a la vez significa un trabajo, una tarea literaria, aquella de cuidar cómo decimos lo que contamos”.

Luego de presentar a la autora, Chela comenzó a narrar el primer cuento, que refiere a la historia de Juan, un niño que asistió a la escuela rural para terminar cuarto año. Los recuerdos de esos años permanecieron en la memoria de Juan para siempre. En esa escuela, el niño relata todo lo que fue aprendiendo, desde los distintos tipos de piedras hasta los conocimientos sobre botánica que le sirvieron para aplicarlos en la huerta escolar. Pero Juan, guardaba un reconocimiento especial hacia uno de sus profesores, Ricardo, que “con el tempo y la madurez, valoró el equilibrio que lograba entre el rol de docente rígido y de compañero de juegos”, narraba Chela. Esto es porque, según relató la invitada, Ricardo pudo entender que al mismo tiempo que compartía juegos en el recreo con los niños, les enseñaba diferentes valores, como el juego limpio y la aceptación de los resultados adversos, “permitiendo que lo lúdico y el deporte contribuyeran a la formación del espíritu”, contaba Chela.

Al finalizar el relato, la invitada reveló que la historia de Juan se basaba en el padre de Almada. Según ella, “Es como un homenaje a la escuela de otros tiempos, y a los docentes que forman el espíritu a los niños más allá de transmitir la enseñanza”.

Entre reflexiones sobre tiempos pasados y la sociedad actual, Chela narró otro cuento, titulado “El patio”. En él, relató cómo fueron cambiando los olores, las sensaciones y recuerdos de lo que fueron dos patios que se dividieron con la construcción de una casa. “Rojos tomates, olorosos ajos, encarnizadas cebollas, ajíes verdes. Y todos los variados colores y sabores deliciosos que hoy no están”, contaba Chela.

Un silencio invadió el programa, y los agradecimientos hacia Chela por haber contado la historia no se hicieron esperar. Al finalizar su sección, reveló el nombre de la invitada del programa del martes siguiente, Miriam Marsiletti.

*Estudiante de Licenciatura en Ciencias de la Comunicación

Colaboradora Diario Cuatro Palabras