jueves. 18.04.2024

Los expedientes judiciales suelen ser el resultado del letargo de la justicia y otras veces del largo peregrinar que como parte de la voluntaria estrategia judicial puede recorrer todos los caminos hasta llegar al máximo tribunal de la provincia o de la nación. El estado municipal suele ser parte demandada o demandante en controversias que surgen de los actos a través de los cuales se ejerce la administración publica. Hay una interminable lista de expedientes que se suceden de un gobierno a otro y que en algunos casos las sentencias pueden traer buenas o malas noticias. 

Uno de los juicios emblemáticos que llevó adelante el municipio como actor demandante fue el histórico caso conocido como “las viandas del hospital”, hecho ocurrido durante el segundo mandato radical a principio de los años 90. Si bien la sentencia quedo firme a favor del municipio, luego de mas de 30 años, aún el expediente no está cerrado porque no se llevó a cabo la ejecución de la sentencia con la que se debió haber resarcido los daños y perjuicios oportunamente ocasionados. 

No todas son malas, y justamente hace poco tiempo se conoció el fallo de la Suprema Corte de Justicia que permite recuperar el predio que desde la década del 80 ocupa la firma Cirigliano. Ahora, también con la sentencia firme, sólo resta acordar la indemnización que por mejoras al inmueble reclama la firma con asiento principal en la ciudad de Junín. En breve se podra disponer de esa enorme superficie de terreno y amplia construcción que ubicada hoy en un urbanizado poblado será de suma utilidad para nuestro municipio.  

Otro caso muy resonante fue el de la triquinosis originada a través del procesamiento de carne de cerdo en una fábrica local de chacinados que termino con más de 200 personas  que padecieron la enfermedad. Ayer,a través de una gacetilla de prensa oficial se recordó que el estado municipal debió enfrentar unos cuarenta juicios como consecuencia de aquel contagio , algunos de los cuales se están pagando y otros aún esperan sentencia. 

Será tarea de una nueva administración, que comenzara a partir del 10 de diciembre, hacer un exhaustivo estudio de situación respecto a la acumulacion de expedientes judiciales. Seria oportuno informar al Honorable Concejo Deliberante y poner en conocimiento a la sociedad, en cuanto está comprometido el erario público o que potenciales acreencias tiene en expectativas de cobro para que en algún momento esa abultada mochila que se pasan de un gobierno a otro pueda descomprimir el trabajo del personal letrado para disponer de mas tiempo en las cuestiones del dia a dia.

 

Aún no se cerró el juicio por las viandas del hospital