• 14:35
  • lunes, 18 de octubre de 2021
sabor
Política
Captura de pantalla 2021-05-13 a las 11.01.37 p.m.

Alfajor de glufosinato de amonio

Desde hace poco más de un año, un grupo reducido de científicos estatales vinculados a empresas privadas, y políticos lobbistas del agro, celebraban la aprobación del trigo HB-4. Esta semana se conoció el acuerdo entre la empresa Bioceres y Havanna para la producción de alimentos “sustentables”, que según aclaran, “permite un uso más eficiente del agua”. Lo que ni la letra chica especifica, es que este trigo es resistente a las sequías, pero sobre todo al glufosinato de amonio, un agrotóxico más dañino que el glifosato. Este acuerdo es la puerta de entrada a un mercado inagotable: todos los productos derivados del trigo mutarán silenciosamente, hasta que tendremos góndolas repletas de tóxicos.