• 01:32
  • miércoles, 28 de septiembre de 2022

"La sequía nos está azotando"

Lo dice Cristian Díaz, presidente de la Federación Agraria Chacabuco. En diálogo con Cuatro Palabras asegura que la situación climática “es límite”, y que el pronóstico a mediano plazo “no es muy alentador”. Entre otras cosas, indica que “desde Nación y Provincia se trabaja en algunas políticas para amortiguar” pero que las canaliza el Municipio, y que no han sido convocados desde Secretaría de Producción a dialogar. Respecto de los anuncios del “dólar soja” insiste: “A nosotros no nos viene ni mal ni bien, el productor chico a esta altura del año no tiene ni un grano guardado, hay que decir la realidad. No somos especuladores o inversionistas, vivimos y trabajamos en el campo”.

"La sequía nos está azotando"

-¿Cuál es la situación respecto a la sequía?, ¿cuál es el pronóstico que tienen de acá en más?, ¿qué tipo de medidas están tomando?

-La situación es bastante límite, hay zonas donde las últimas lluvias de abril y mayo fueron muy pocas. Hay zonas donde prácticamente no ha llovido, y hay que agregar que el pronóstico no está muy alentador. Anuncian que se va a estabilizar en los próximos quince días, pero no es del todo confiable, cambia y vienen días soleados, buenos. Tras toda esta sequía que nos viene azotando, tenemos unas heladas impresionantes que no ayudan para nada al sembrado, al trigo, a las pasturas, a las avenas.

-¿Cómo afecta a los productores más pequeños?

-Yo, por ejemplo, tengo avena sembrada que ya la tendría que haber cortado y arrollado y ni siquiera está para hacerla pastorear. Es un año muy complicado, venimos del verano con una seca impresionante, que perjudicó la cosecha gruesa, y ahora seguimos con la siembra de trigo, se sembró muy poco porque no dieron las condiciones climáticas y el suelo no tuvo humedad. En este momento no hay pastura, ningún pasto para ganadería. El precio del forraje está muy elevado, y no podés competir respecto a lo que vale el animal en pie. No sabemos qué hacer, si le das forraje perdés plata, y si no le das el animal se muere. Hay que alimentarlos sí o sí.

-¿Están recibiendo algún tipo de ayuda o acompañamiento del Gobierno frente a esta situación?

-Están haciendo distintas cosas, bajan créditos, programas de Provincia y de Nación. Pero esto se hace a través de los municipios. Y en ese sentido estamos abiertos a dialogar, a cualquier discusión, pero no hemos sido convocados en ningún momento por la Secretaría de Producción para ver cómo nos pueden ayudar a los pequeños y medianos productores, sean ganaderos, agricultores, avícolas.

-¿Cómo recibieron el gesto del Gobierno con el “dólar soja”?

-Es un poco relativo, es un incentivo para las ventas. A nosotros no nos viene ni mal ni bien, el productor chico a esta altura del año no tiene ni un grano guardado, hay que decir la realidad. No somos especuladores o inversionistas, vivimos y trabajamos en el campo. Habrá productores grandes a los que les servirá para negociar.

-Todavía no comenzó la temporada alta de aplicaciones de agroquímicos, pero hay cada vez más rechazo desde la comunidad, ¿se está discutiendo

-Yo ando en el campo y vivo de eso, la situación está bastante controlada. El Gobierno da cursos a los aeroaplicadores, y las entregas de carnet de buenas prácticas. Se que se le da mucha importancia porque los fitosanitarios o agrotóxicos son malos para los seres humanos, generan impacto en la salud. Veo que se está trabajando mucho para hacer las cosas bien. Se aplican cada vez menos, y la gente está muy pendiente de ello. El que se dedica a eso intenta hacer las cosas como corresponde.