• 00:01
  • miércoles, 29 de noviembre de 2023

"Estamos viviendo momentos desafiantes"

Un grupo de productores agroecológicos agrupados en el programa Cambio Rural, impulsaron una capacitación sobre manejo del monte frutal que se hará mañana viernes, desde las 09:30 en Mariápolis Lía. Bernarda Roldán es técnica en ganadería e ingeniera agrónoma. Trabaja en asesorías en Chacabuco, Chivilcoy, Saladillo, 9 de julio, y asociada con una colega en Junín y otras ciudades. En diálogo con Cuatro Palabras dio detalles sobre la actividad y se refirió a la sequía que atraviesa la región: “Van a ser momentos desafiantes para los productores”.
"Estamos viviendo momentos desafiantes"

Encargados de la capacitación estarán el técnico Fernando López Serrano, de San Pedro, que viene desarrollando en la zona el manejo del monte frutal; y Luis Fernández, técnico del INTA Junín. “Vamos a estar acompañados por profesionales muy buenos que están amplificando todo tipo de conocimientos tanto en el campo experimental como en el práctico. Va a ser una jornada linda, muy provechosa”, aseguró Roldán.

Mariapolis Lía brindará un servicio de cantina para quienes asistan a la jornada teórica a la mañana y técnica a la tarde. “También compartiremos el almuerzo, y hemos hecho extensiva la invitación a productores de la zona”, comentó. La actividad tendrá enfoque agroecológico y estarán presentes los productores de Cambio Rural de Chacabuco con quienes, durante esta semana, viajaron a San Pedro para realizar una compra colectiva de frutales. Por otra parte, y según explicó, no es limitante la cuestión de la escala: “Puede ir cualquier vecino que tenga un monte o un traspatio con frutales”.

-¿Es el momento ideal del año para trabajar con los frutales?

-Sí. En lo que es el manejo de poda y cuestión sanitaria por ejemplo en los frutales de carozo, se hace previamente a lo que se llama siembra hinchada. Por ejemplo, vemos que empiezan a brotar, y ya estaríamos tarde, entonces éste es el momento para realizar. De hecho hemos tenido varias consultas para realizar podas o por la cuestión sanitaria de hongos y la aparición de algunas plagas. Se utiliza básicamente las noches de invierno, uno tiene que estar atento a que no se nos pase la flor ni ese momento de siembra hinchada. Y en lo que es cítricos, estamos a tiempo de trabajarlos en la cuestión sanitaria, la poda de cítricos es un poco más leve, no se realizan podas como se hacen en los durazneros, sí es el momento para decidir de poner algún frutal en el patio, en la quinta o en el campo.

-Contabas que van a hacer una compra colectiva en San Pedro, es un enfoque nuevo para pensar la ruralidad, ¿cómo vienen trabajando?

-La realidad es que venimos articulando con cada uno de ellos. Es bastante diverso el grupo que tenemos porque hay extensivos, hay de producción intensiva, tenemos los que realizan enmiendas, los que tienen animales, ganadería. Pero todos tienen un pedazo de tierra. Tenemos un par de compañeros, Víctor y Ariel, que entre ellos ya vienen coordinando hace un tiempo para armar bolsones de verdura orgánicos que van directo al consumidor final o directamente en mano de la persona que quiere acceder a esos productos.

Surgió un poco de ellos, que querían una capacitación para incorporar frutales a su producción y también la propuesta de comprar. Se fueron sumando también otros que tienen campo, que tienen un pedazo de tierra mismo, otros que tenemos otras escalas. No es solamente fortalecer la producción sino también fortalecer la diversidad de los espacios que quizás tienen otro fin productivo.

-¿Es un mito que no se poda los meses con R?

-No, no es un mito. El tema es que a veces tenemos el veranito de invierno y nos tira flores, brotes, entonces uno tiene que estar atento a cómo viene el año, a qué condiciones tenemos y cómo está ese arbolito. Algunos tenemos nectarinos o variedades de duraznos, que son tempranos, entonces van a tener una floración anticipada a otros que estarían dando fructificación a mediados o fines de enero. Estos tempranos, ya sabemos que a mitad de noviembre están dando frutos y en este componente nosotros tenemos que hacer el manejo de poda. La poda se realiza antes. Ahora hay variedades que pueden podarse porque todavía están las semillas dormidas, que se despiertan después.

-¿Cómo viene la producción en general en relación a la sequía?

-Lo que se vio es una merma muy grande en la superficie sembrada de cultivos de invierno. En mi caso, pude intervenir en Chivilcoy en unos lotes y sembrar con buenos resultados. Hay que pensar en el manejo que se haya hecho previamente para mantener la humedad del suelo, con cierta cobertura, con la incorporación de biológico, con el trabajo del carbono orgánico del suelo. Hay bajos dulces acá en Chacabuco, que están verdes. Nosotros estamos acostumbrados a las precipitaciones y al manejo conectivo de todo esto. Se trata de pensar en sistemas más amplios. Justamente nos falta un recurso muy grande, que es el agua. La zona viene muy mal. Un compañero me decía “vos tenés un pasto que es único en el país”. Y yo le dije que no, el tema es que acá no te permite fallas el
sistema. O sea, tenés que estar muy encima. Entrar a tiempo a sembrar, a hacer el manejo previo. Tenés que estar a tiempo de decir “No, acá no conviene, apostemos a otro lugar”. Siendo que teníamos limitantes de agua el año pasado, se pudo tener un pasto que sirvió. Otro compañero de Lincoln trabaja en una veterinaria, y me comentaba que venden todo para vaca caída, y es porque el animal no se está alimentando bien. Están sacando los animales a la banquina. Lo que estamos teniendo ahora son tormentas que se vienen dando por choques. La intensidad no es alta, y viene bien desparejo. Van a ser momentos desafiantes.