Imprimir

La ruta a Rojas como testimonio de la mentira

LA HERENCIA DE VIDAL | 12 de diciembre de 2019

Tanto Mauricio Macri como María Eugenia Vidal se fueron del gobierno haciendo alarde de la obra pública. El expresidente terminó hablando de que durante su gobierno las “obras se empezaron y terminaron”. El Partido de Chacabuco es un testimonio con sobradas evidencias de la ineptitud e incapacidad para ejecutar obras a pesar del tremendo endeudamiento al que sometieron al país y a la provincia. A nivel nacional, los anuncios de la “autovía” nos dejaron el penoso inicio de la “Variante Chacabuco”, donde los trabajos preliminares no son representativos de los millonarios desembolsos a las empresas que luego nos enteramos por el propio Gobierno que “estaban flojas de papeles”. Mientras tanto, esperamos para estos días que se cumplan los reiterados dichos de los legisladores oficialistas Agustín Máspoli y Marcelo Daletto respecto al nuevo llamado a licitación y la posibilidad de conocer si se han iniciado las ejecuciones de las garantías de contratos cumplimentadas con las respectiva pólizas de seguro que la UTE a cargo de las tareas debería tener como aval. Por otra parte, el tramo Chacabuco- Junín, dentro de la jurisdicción de nuestro partido, tienen una inauguración parcial, precaria e ilegal por no haber realizado los trabajos complementarios, fundamentalmente en cuanto a vías colectoras. Las provisorias conecciones para habilitar la doble mano solo con objetivos electorales son de altísimo riesgo, en particular en jornadas de copiosa lluvia como la de ayer. No es menor aclarar que la ejecución del tramo Chacabuco-Junín, fue iniciado dando continuidad al expediente de la administración De Vido y por empresas vinculadas al grupo Macri.

Un renglón aparte merece la situación de la Ruta 30 en el tramo Chacabuco-Rojas, que fue abandonada sin que se termine de hacer la última capa de asfaltado, sin delimitación de manos y márgenes laterales, sin que al menos se hagan los mantenimientos de banquinas y lo que es peor aún, a esta altura comienzan a aparecer baches que evidencian los deterioros de los trabajos realizados. Poner esas cuestiones en claro, al menos en el partido de Chacabuco, es una obligación del frente Juntos por el Cambio, que sigue gobernando la ciudad, y de los referentes legislativos de ese espacio que oficiaron de voceros durante estos cuatro años. Hacer ese corte es una manera de que los vecinos puedan tener acceso al beneficio de inventario para saber qué reclamarán a los gobiernos provinciales y nacionales que acaban de asumir.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/politica/ruta-rojas-como-testimonio-mentira/20191212005216014095.html


© 2020 Cuatro Palabras

diariocuatropalabras@gmail.com

Chacabuco - Buenos Aires - Argentina