• 14:26
  • lunes, 18 de octubre de 2021

UN ANÁLISIS POST PASO

Con la voluntad de pensarlo todo

Después de la Cátedra Abierta del Chata García (Arrancamos Tarde FM Ultra 98.9), analizamos el resultado de las PASO con el licenciado en psicología y candidato a concejal (FdT), Fernando Lescano. 

 

Por Martina Dentella 

9b1b2e50-f948-4114-87e2-a732f006507b
9b1b2e50-f948-4114-87e2-a732f006507b
Con la voluntad de pensarlo todo

Lescano y García son amigos cómplices de décadas. Comparten vivencias de sus años de estudio en plenos estallidos políticos: escraches a los militares, cacerolazos y manifestaciones, y otros hitos de la historia argentina. A la hora de pensar en las teorías políticas, aparece una pequeña -aunque respetuosa- distancia. De todos modos, tienen más razones para pervivir que claudicar. Mucho por decirse, y por escuchar. En cierto caos, se encuentran. 

 

“La clave es la acción política”

Respecto al resultado que dejaron las elecciones primarias, Lescano dijo que cuando los análisis se hacen rápidamente, “se corre un riesgo enorme de que prime lo emocional, y que se impongan por sobre los análisis políticos o económicos necesarios”.

“Es interesante diferenciar, hay una filosofía instalada de que el ser humano es totalmente racional, desde el psicoanálisis pensamos todo lo contrario, y cuando se hacen estos análisis, se hacen desde un lugar pasional, atravesados por cuestiones personales, y los renunciamos tienen una mirada muy sacrificial y salvadora o de autoflagelación de la política que no comparto”, aseguró e insistió en que “Muy distinto es escuchar a la comunidad en este caso, y también lo que quedó determinado es que no se escuchó. Cuando la comunidad está muy silenciosa, es más que necesario”. 

También dijo que a quien no le alcanza el dinero en el supermercado, “quiere respuestas”. “Si se escucha eso, bienvenido sea. La clave siempre es la acción política, y más si se detenta desde lugares de responsabilidad, que se puede cambiar la realidad, tiene que haber medidas claras y respuestas a lo que la gente votó, sin derechizarse”, expresó el candidato.

 

¿Faltó una interna?

El licenciado en comunicación social y docente, Marcelo García, intervino. “En las PASO, el grupo Cambiemos tuvo su interna, y eso -de acá a noviembre- le permite saber por dónde anda su electorado. Por ejemplo, hubo muestras claras de que la línea más dura le ganó a ciertos sectores radicales que aparecen como más moderados, y que incluso algunos sectores más radicalizados que ellos en términos de una apuesta neoliberal, subieron sus votos. Por otra parte, la apuesta del Frente de todos fue ir con una sola lista, que no les permite descifrar del todo qué aspecto es el que electorado está criticando o rechazando. Quizás hubieran sacado un mensaje más claro de acá a noviembre”, dijo. 

Lescano coincidió y mencionó el caso Villegas, donde sí se habilitó una interna y el kirchnerismo le ganó al Frente Renovador, “y eso les permite otro análisis y posicionamiento, porque pone al electorado propio a la discusión política. El valor de la unidad tiene un aspecto positivo y otro negativo, mucha gente simpatizante a veces termina metiéndose en la interna de otros partidos, así se pierde de vista qué contenido y el electorado propio”. 

 

Tierra, techo, trabajo 

El dirigente social Alejandro "Pitu" Salvatierra, se sumó a las críticas de Juan Grabois sobre los privilegios de la política y dijo: "A la gente de los barrios populares no le va ni le viene un proyecto como el de Larreta para eliminar las indemnizaciones por despido. ¿Por qué le va a importar, si trabajan todos en negro?", y agregó: "Donde Milei sacó más votos es en mi comuna, donde están casi todas las villas de la ciudad. A los pibes los atrae ese discurso antisistema. ¿Cómo no los va a atraer, si viven fuera del sistema?". 

Sobre esto, el candidato del Frente de Todos explicó que “Hay una clara decisión de revisar si el dinero se va a gastar en obras públicas, que es buenísimo, porque tiene que ver con cuestiones estructurales, o si el dinero se va usar para sostener el déficit fiscal, o realmente se va a pensar en que el salario le gane a la inflación y estimular el consumo. Tiene que haber acciones políticas y económicas, que muestren que el gobierno sostiene las riendas del país, pero dejar de lado una batalla cultural histórica es una pena, porque los sectores populares venimos perdiendo por goleada desde el año 74, con el rodrigazo y demás, donde no solo cambia la matriz productiva sino la distributiva, pero también se rompen los lazos de solidaridad, entre los trabajadores y el mundo académico, y los sectores sociales, y eso se impuso a través del terror, ese fue el primer hecho, y no es menor…)”. En ese sentido, enumeró procesos históricos que corrieron a la clase trabajadora o popular de sus derechos. El problema, insistió, es que “hoy es imposible que acceda a la tierra y a la vivienda la clase media, independientemente de las excusas que se ponen en el territorio”. 

 

“El método es la economía pero el objetivo es el alma”

García intervino nuevamente y dijo: “El peronismo de los años cuarenta, logró hablarle a un sujeto social que en los años treinta había crecido y quedado por fuera, que eran los trabajadores, luego del crecimiento de la industria taylorista, con un modelo de suma explotación; de igual manera crece en estos últimos años el monotributista “social”, un sujeto social al que la política no ha sabido hablarle”.

Lescano manifestó que explicar esta cuestión de manera sintética “es complejo”, y por otro lado “viene un tipo como Manes a vender un modelo de país como si vendiera un shampoo, y te dice “necesitamos una Argentina tecnificada, educativa, con valor agregado”, y sí, buenísimo, pero hay que decirle a la gente que vos producís trigo, y si el Estado no interviene, empiezan los conflictos”. En ese mismo sentido explicó cómo “el neoliberalismo habla mal del Estado, pero llegan al Estado, se convierten en sus propios proveedores, se apropian como hizo Macri en beneficio propio y cuando lo dejan, nos encontramos lo peor; además, llegan con los discursos del emprendedurismo y si sos una emprendedora o emprendedor, y te va mal, te deprimís; cuando sos un sujeto político agrupado, podés salir a protestar, o pedir reivindicación de tus derechos, eso es algo que el neoliberalismo ganó. Ya lo decía Margaret Thatcher, el método es la economía pero el objetivo es el alma”. Y cerró con una contundente crítica al  gobierno local: “van a intentar nacionalizar sus discursos, porque no les conviene hablar los problemas locales, pero otro día nos sentamos a pensar en eso”.