• 11:37
  • miércoles, 16 de junio de 2021

PRESENCIALIDAD EN LAS ESCUELAS

“Tenemos que ir paso a paso, cuidándonos”

Ante la explosión de contagios en Chacabuco, el Gobierno Municipal solicitó el pase a Fase 2, con suspensión de la presencialidad escolar. Mónica Wilken, presidenta del Consejo Escolar, entiende que la situación epidemiológica es “complicada” para pensar en el retorno a las escuelas, y asegura que el vínculo con el Municipio y Provincia es “muy bueno”.“Con la cuestión educativa estamos en un mismo tren, en buscar lo mejor para los chicos, que sufren lo peor de todo esto”, dice en diálogo con este medio. Además, destaca el comportamiento de los alumnos y docentes, y confía en que las medidas serán “a corto plazo”. 

Screenshot_20210521-093033_Drive
Screenshot_20210521-093033_Drive
“Tenemos que ir paso a paso, cuidándonos”

Ante el rebrote de contagios, la presidenta del Consejo Escolar, Mónica Wilken, asegura que “Si bien los porcentajes de contagios que tenemos en las escuelas son muy bajos, no podemos desconocer que la institución está inmersa dentro de la sociedad, estamos bastante preocupados”. En ese sentido explica que si bien “nosotros siempre estuvimos abocados a la presencialidad”, la situación epidemiológica “está bastante complicada”. 

En un contexto en el que vuelven a aumentar los contagios, la vuelta a clases presenciales, según sus propias palabras, es “una problemática a la que hay ponerle una mirada muy especial, sobre todo atendiendo a lo que nos indican los que saben, los especialistas”. Desde el Consejo, siempre se aseguró del respeto de los protocolos: “Tenemos todos los elementos como para que se cumplan, dotamos a todas las escuelas de los insumos de acuerdo a lo que marca el plan jurisdiccional, y las burbujas funcionaron”, dice y agrega que en está instancia “Tenemos que ir paso a paso, sobre todo cuidandonos”. 

En otro orden de cosas se refiere a la problemática de la conectividad. “Es totalmente entendible la situación que vive cada familia con sus hijos en las casas con las clases virtuales”, ya que los docentes “hacen un esfuerzo tremendo, que es super valorable, porque no podemos hablar de que se paró la enseñanza de contenidos, porque hubo continuidad, no fue presencial pero existió”. 

Las escuelas están abiertas con guardias, y la idea es que “en los barrios donde la conectividad es difícil, el docente esté y gestione que los alumnos puedan asistir en burbujas para recibir algún tipo de aprendizaje, explicación de los contenidos, deberes”. 

Wilken explica que al momento de revisar los datos duros, “dentro de las escuelas no hubo grandes contagios”, pero el problema que se evaluó es “cómo restringir la circulación o las colas en las escuelas cuando esperaban a los padres, porque no toda la sociedad está consciente de los cuidados”. En ese sentido asegura que son los chicos “los más permeables y quienes la tienen muy pero muy clara, saben que no se tienen que sacar los barbijos, que tienen que estar sentados. Por eso no hubo grandes complicaciones dentro de la escuela”. 

En otro orden de cosas confía en que las medidas se toman “a corto plazo” y asegura que el espíritu del concejo escolar que tiene la responsabilidad de presidir “tiene un clima de trabajo muy bueno, también con el Municipio y la Provincia. Con la cuestión educativa estamos en un mismo tren, en buscar lo mejor para los chicos, que sufren lo peor de todo esto. Estamos en la misma, buscando lo mejor y lo más seguro”.