11:23 h. Miércoles, 24 de Abril de 2019

Tacú: Primer encuentro de Soberanía Alimentaria

El último sábado se realizó el primer encuentro de Soberanía Alimentaria en las instalaciones del Hogar San José. Allí, Myriam García, quien lleva adelante una huerta orgánica para los abuelos y abuelas del Hogar, habló con Cuatro Palabras sobre el emprendimiento que intenta construir respuestas, abordar desafíos de producción, y aprender las perspectivas sistémicas de la naturaleza, entre otras cosas.

EN CHACABUCO  |  25 de Marzo de 2019 (14:54 h.)
Más acciones:

¿De que se trató este primer encuentro?

-Teníamos una expectativa bastante importante para este encuentro y creo que la hemos superado. Estamos muy contentos porque el lugar está repleto, las charlas son muy interesantes, se volvió una dinámica importantísima para que la gente se lleve mucha información a sus hogares, para que desde allí se lleven ideas para empezar a trabajar desde lo cotidiano, como acabamos de expresar recién. En esta dinámica se pudo comenzar con una demostración en la huerta, en la práctica, hicimos una demostración de siembra explicando un poquito cómo estamos trabajando en esta huerta agroecológica en el hogar. Después continuamos con la charla que presentó Bernarda Roldán, ingeniera agrónoma, que está trabajando para la agroecología con experiencias muy importantes, y luego va a dar una charla la Licenciada en Nutrición Florencia Dadamia que va a dar una demostración de lo que es el procesado de alimentos saludables, que casi ni siquiera es procesado porque maneja la cocina de una manera extraordinaria y puede aprovechar todos los nutrientes de todas estas verduras que están cultivadas sin ningún tipo de veneno así que hemos superado las expectativas, es hermoso. 

¿Van a repetir el encuentro?

-Sí, está vez nos ha visitado gente de la ciudad de Chivilcoy, tenemos programadas algunas visitas para el próximo encuentro que vamos a informar luego para el mes de abril, intentaremos traer charlas de Buenos Aires o de la ciudad vecina de Lincoln, así que estamos muy contentos.

¿Por qué el nombre Tacú?

Le pusimos como nombre Tacú, porque es una unión colectiva de soberanía alimentaria. La iniciamos con Florencia Dadamia, Bernarda Roldán, Nicolás Zafarano, Ornella Lacentra y con el apoyo de la comisión del Hogar San José. Le pusimos Tacú porque tiene una historia fascinante, Tacú le llamaban los quechuas a un árbol específico que no le podían poner otro nombre por el hecho de que ese árbol era muy importante. Cuando llegaron los colonizadores, lo relacionaron con un fruto que tenían en un Europa y le pusieron Algarrobo. Tacú en quechua significa algarrobo. Así que de ahí vimos que ese árbol daba muchos frutos y cumple con todas las funciones, es un ejemplo de soberanía alimentaria que queremos compartir y por eso le pusimos como fortaleza el algarrobo Tacú.

¿Cómo se pueden enterar los vecinos de las próximas actividades?

Hay una página de Facebook que se llama “Cultivos Milpa Chacabuco”, ahora estamos programando una para este grupo que sea la página de Tacú, pero está esa página, que hace varios años que la tenemos y allí se sube información al respecto de todas las movidas que estamos haciendo y de todos los trabajos a tierra. Queremos agradecer a todos los vecinos que puedan difundir la agroecología y este encuentro de unión colectiva.