• 11:05
  • miércoles, 16 de junio de 2021

CUARENTENA LOCAL

La rebelión de los comerciantes

En un fin de semana marcado por el temporal y el inicio de una cuarentena de nueve días, los comerciantes de Chacabuco hicieron oír sus voces. A pesar de que la normativa local está en línea con los decidido por el gobierno nacional y provincial, el reclamo apunta al intendente Víctor Aiola,para que flexibilice las medidas.Enojos, broncas y otra vez el mensaje a los que gobiernan. 

Screenshot_20210525-092918_Drive
Screenshot_20210525-092918_Drive
La rebelión de los comerciantes

El sábado arrancó con la furia del temporal que parecía otro castigo del cielo para una ciudad plagada de males. El Hospital Municipal colapsado de pacientes por Covid-19, sin disponibilidad de camas de terapia intensiva y con la urgencia de que se detenga la circulación para frenar la ola de contagios. El cuadro es aterrador e impacta en el corazón de la economía. Los que pueden gastar lo postergan para algún momento donde el ánimo también acompañe, mientras que muchos de los que necesitan acceder a bienes o servicios pasan penurias económicas. En ese escenario deprimido se mueven los comerciantes locales que no escapan a la generales de todos y todas. Se deben cuidar su salud y ademas buscan sostener sus persianas abiertas y las fuentes de trabajo. 

 El mismo sábado, Cuatro Palabras, recorrió el microcentro de la ciudad y conversó con algunos propietarios que decidieron abrir igual. Uno de esos casos es la vecina Diana Viola de Casa Voelklein, quien decia “Estamos defendiendo nuestra fuente de trabajo, por eso vamos a tener abierto, porque estamos cumpliendo con todas las normas y nadie se contagió en los comercios comprando, ademas, si alguien puede salir a comprar algo al super también puede salir y comprar algo acá”. En este caso, la conocida comerciante aprovechó para recordar otros de los reclamos que le hicieron al intendente,“el año pasado le planteamos a Víctor Aiola que mientras nos prohiben a nosotros estar abiertos, en La Anónima, por ejemplo, que es un supermercado muy grande venden todas los productos que nosotros tenemos y no podemos vender”. Mas adelante, Viola agrego, “Hay locales a los que ya entró la policía y los notificaron de que no podemos tener abierto pero lo vamos a hacer igual. Posiblemente nos hagan una multa pero estamos pidiendo a ver si podemos hablar con Aiola porque esto no se puede sostener, vamos a trabajar sí o sí, salvo que el gobierno nos de la plata para pagar los cheques que tenemos que afrontar”.

 

También habló, Pablo Naya, de Ana Magno Complementos, quien apuntó a la ineficacia de la medida y también se refirió a los compromisos impostergables del sector. “Estamos en un reclamo justo porque ya el comercio no da más, es algo insostenible y son medidas que no sirven para nada porque no hay ni plan de vacunas, ni económico, ni nada, estamos a la buena de Dios. Nosotros, al igual que muchos comerciantes, tenemos cheques emitidos, pagamos el alquiler, empleados e impuestos, no damos más”, aseguró Naya.

 

En la primera cuadra de la Avenida Alsina, está Macht Deportes y ahí conversamos con Gisela que nos decia,“Nosotros tenemos que darle de comer a nuestras familias, nuestro trabajo es esencial, no podemos seguir cerrados, mucho menos pagar multas” y también puso el foco en la necesidad de acompañamiento del gobierno local, “Necesitamos que los funcionarios se pongan a la altura de la circunstancia y que nos apoyen, no que digan que nos apoyan pero permiten que todo esto pase”. Finalmente repitió el argumento del cuidado de protocolos que se da en los comercios locales, “ no hubo contagios en los comercios, siempre trabajamos con protocolo”.

 

También en la Avenida Alsina, habló el propietario de una tradicional zapatería,Marcelo Mazuchelli, de la firma homónima, quien puso el eje en la falta de acompañamiento de los políticos a los comerciantes. “En la época de elecciones están todos dando vueltas y te dan palmaditas en la espalda, los políticos tienen que andar ahora. Es fácil llegar al 31 abrir la intendencia y cobrar tu sueldito, vos tenes que pensar en la gente que te da de comer y de vivir, vos si a mi me das el sueldo que cobra un intendente, un senador o un diputado yo me quedo en mi casa, quédate tranquilo, pero yo tengo empleados y les tengo que pagar. Es fácil salir a recoger votos en época de elecciones, hace años que no salen a la calle a recorrer la avenida Alsina”.