• 03:23
  • miércoles, 28 de julio de 2021

QUE PASÓ EN EL RECINTO

Las opiniones después de una jornada para el olvido

Luego de una sesión polémica, cargada de violencia verbal, al límite de la agresión física, en la que se debatió la posibilidad de una audiencia pública relacionada a la presencialidad escolar, concejales de distintos bloques coinciden en que hubo una falta de criterio en las formas. Sin embargo, y en medio de un contexto de tensión social marcado por la pandemia, ninguno se atribuye la responsabilidad. El Intendente Víctor Aiola busca llevar la discusión electoral al recinto. Los concejales de la oposición aseguran que los proyectos del ejecutivo violan los principios de rango constitucional. Rodolfo Serritela, concejal de Juntos por el Cambio, insiste en que la vuelta de Carnaghi al concejo generó disturbios en las sesiones. Carnaghi, por su lado, denuncia “la responsabilidad del Ejecutivo respecto a la falta de horizonte y política sanitaria para bajar los contagios y recuperar la Fase 3, por eso se inventan estas cosas para montar un show político mediático con el único afán de denigrar a la oposición”. 

Screenshot_20210702-092639_Drive
Screenshot_20210702-092639_Drive
Las opiniones después de una jornada para el olvido

“Aiola usa el recinto para hacer campaña”

 

La tensión que se vive en el recinto en los últimos meses está a la vista, y el miércoles quedó del todo expuesta. Para el concejal Martín Carnaghi, “hace algún tiempo el intendente se enteró que existe el Concejo Deliberante y entonces se está dedicando a utilizarlo para su campaña electoral, tomándose de situaciones delicadas y angustiantes para distintos sectores de la comunidad”. En ese sentido, señaló que se trata de temas que “hay que abordarlos con mucha seriedad y el Intendente los deposita en el Concejo, que no estaría mal y es obvio que nosotros siempre quisimos que el Concejo sea la caja de resonancia de los problemas de la comunidad, pero la realidad es que lo usa para agredir al gobierno nacional y provincial y para intentar enfrentar a los concejales del Frente de todos con estos sectores de la comunidad”. 

Respecto a los proyectos enviados por el Ejecutivo, dijo: “se genera tensión porque el pasaporte covid no tiene ninguna validez ya que contradice las disposiciones provinciales y  respecto a la audiencia pública por la presencialidad, tampoco está contemplado en el reglamento, se podría haber solicitado una banca abierta por parte de la agrupación de Padres Organizados, que son los que están motorizando el tema”. 

El concejal aprovechó el espacio para recordar otro de los temas que generan cruces entre oficialismo y oposición: “Cambiemos ha rechazado varias veces distintas bancas abiertas, entonces la tensión tiene que ver con que se violentan todas las reglamentaciones vigentes y se nos pone a los concejales en la situación de debatir por fuera de todo reglamento”. 

En la misma línea, el concejal del Frente de Todos expresó que “Cambiemos, y el macrismo de Chacabuco está actuando con irresponsabilidad, como lo hacen Mauricio Macri, Patricia Bullrich, Lilita Carrió, no tienen ninguna diferencia, y son los representante de ese espacio político en nuestra ciudad”, y denunció la responsabilidad del Ejecutivo respecto a la falta de “horizonte y política sanitaria para bajar los contagios y recuperar la Fase 3, por eso se inventan estas cosas para montar un show político mediático con el único afán de denigrar a la oposición”. 

Por último, y a título personal dijo “Yo no les tengo miedo, tengo mis posiciones obviamente con respecto a los temas que se proponen debatir, las expreso como corresponde pero también tengo que señalar que reglamentariamente se está violentando la tarea del Concejo Deliberante y eso no lo podemos permitir”, y cerró “Cuando uno dice estas cosas algunos se ofenden o sacan el pequeño fascista que tienen adentro y se dedican a insultar y a denigrar personal y políticamente a los concejales en general y en particular a mí. Si yo cada vez que intervengo soy insultado, se grita, se inhabilitan las expresiones que tengo es obvio que no me voy a quedar callado, que cada uno se haga cargo. Quienes actuaron con patoterismo y con violencia fueron los concejales de Juntos por el Cambio, eso quedó más que claro”. 

 

“Buscábamos un debate serio sobre presencialidad”

Del otro lado, el concejal de Juntos por el Cambio, Rodolfo Serritela, explica en que las últimas sesiones, se tratan algunos temas que “tienen que ver con la desesperación de muchos trabajadores con el tema de no poder realizar sus tareas debido a la pandemia que tanto nos viene acechando”. Para Serritela, el conflicto llegó con el retorno de Carnaghi al recinto: “volvió después de un año y medio, no sé si con una intención de romper, y se han vivido dos sesiones calientes debido a que ver por ahí traspasa la línea del respeto”. 

“Uno también entiende que estamos tratando temas que tienen que ver con la sensibilidad y con cuestiones de necesidades urgentes, y se pasa a descalificar y no sólo a los proyectos sino a las personas, uno también pide las cosas de la mejor manera y luego de una manera más firme para que trate de calmarse”. En ese sentido aseguró que “los integrantes de su bloque creo que se han apartado un poco de sus cuestiones, de sus dichos, inclusive hasta nos han pedido disculpas, y la realidad es que inclusive el votó solo, ni siquiera votó lo mismo que su propio bloque, eso demuestra que luego de mucho tiempo de trabajar en conjunto entre los bloques, hay alguien que no sé con qué intención volvió a tratar de generar disturbio dentro de la sesión”. 

Respecto a la legalidad de los proyectos, el concejal de JxC dijo que “Existe una desesperación de los padres, alumnos, docentes, médicos, infectólogos, todo el mundo tiene una mirada con respecto a la presencialidad y con respecto a la vuelta a las clases, que es lo que se estaba tratando y era un proyecto que envió el Ejecutivo y uno cuando  empieza a hablar de las cuestiones de forma y no de fondo, es donde se nota que se está queriendo desviar el tema”. La idea, según Serritella, “era la posibilidad de generar un debate abierto con respecto a la presencialidad, convocar a todos los que quieren expresar su voz para poder tener un debate serio”. 

Por último aseguró que durante un año y medio de pandemia “Hemos charlado y trabajado mucho con todos los concejales, y hemos tratado de dejar de lado las cuestiones mezquinas y personales y partidarias. En ningún momento le hemos faltado el respeto a la investidura presidencial ni nada. Subió el tono el concejal Carnaghi, invitaba a los concejales, inclusive a mí a ir afuera a pelear. Eso me parece una falta total de respeto y que nosotros no creo que hayamos colaborado en eso”.