• 04:26
  • miércoles, 28 de julio de 2021

“El objetivo es que Castilla tenga su propia Escuela Secundaria”

Luego de años de reclamos del Foro en Defensa de la Educación Pública, y de madres y padres de niños de la escuela Primaria Nº 13 y Secundaria N2 Anexo 2020, finalmente ayer se inició el camino para desdoblar los cursos de esas unidades educativas, que había sido dispuesto por la gestión de Maria Eugenia Vidal. La decisión Provincial tiene que ver con la necesidad de “promover el arraigo en los jóvenes de cada distrito”. La Subsecretaria de Educación, Claudia Bracchi, y el Director de Gestión Territorial, Marcelo Hernández estuvieron en el lugar acompañados de la Jefa Distrital, Andrea Castronuevo, directivos y docentes. Las autoridades resaltaron el objetivo de que la localidad cuente con una escuela secundaria con identidad y orientación propia.
81bba432-4b7c-4070-8e08-7d55080c3a9b
81bba432-4b7c-4070-8e08-7d55080c3a9b
“El objetivo es que Castilla tenga su propia Escuela Secundaria”

-Las instituciones educativas son fundamentales en localidades como Castilla, porque alrededor de ellas gira parte importante de la vida de las personas que viven en el lugar. 

C.B-Si, la verdad es que venimos trabajando desde el inicio de la gestión de la directora general, la licenciada Agustina Villa, en los distintos distritos de la provincia y entre ellos el de Chacabuco y puntualmente en la localidad de Castilla. Aquí hay mucho trabajo no solamente de los docentes, sino también de la comunidad en su conjunto, como el Foro de Padres y Madres por la Educación Pública, los distintos referentes del distrito. Vamos a seguir trabajando con el nivel secundario para mejorar las condiciones, porque como dice el gobernador, hay que promover el arraigo de nuestros jóvenes. 

 

-¿Cuál fue el criterio que se aplicó en su momento para decidir que en Castilla se unificaran los cursos y cuáles los que se aplicaron en este momento para revertir eso?

M.H-Es muy difícil decir cuáles fueron los criterios que se usaron en otro momento. Lo que normalmente marca la gestión son decisiones y posicionamientos políticos. Para nosotros la educación es fundamental y lo que hemos planteado a lo largo de nuestras gestiones en los distintos lugares, es siempre ir por mejor educación. La provincia de Buenos Aires es lo que es con su diversidad. Tenemos grandes ciudades, tenemos un conurbano, un interior y también tenemos pueblos como Castilla. No podemos plantear una gestión para Castilla distinta a la realidad de la localidad. Castilla está donde está, y los chicos de Castilla necesitan contar con una calidad educativa que tiene que ser lo mejor que la provincia puede ofrecer. Y en está instancia, es tratar de que haya docentes dedicados a ellos, que tengan la mejor organización posible. Hemos evaluado y creemos que están dadas las condiciones, no solo para avanzar en la restitución de algunas secciones que se perdieron, sino en la posibilidad de evaluar que Castilla cuente con su propia institución. Una institución independiente que genere su propia identidad, que genere su propio vínculo, que genere arraigo. Esto lo vivimos en muchos lugares de la provincia, cada escuela secundaria necesita tener su identidad, su nombre, su organización, su proyecto, su orientación. Y creemos que Castilla tiene las condiciones para eso, por eso es el objetivo para el próximo año poder encontrarnos ya con una nueva escuela en Chacabuco.

 

-Con la fusión de los cursos muchos niños y niñas volvieron a viajar hacia otras escuelas porque no se querían quedar en un nivel donde había una fusión y que se vulneraran derechos de aprendizaje, ¿no es sano que se fijen políticas educativas en ese sentido que no tengan que ver con lo político partidario, que impliquen avances y retrocesos?

-El gobierno de la provincia de Buenos Aires pone a la educación como prioridad y eso se demuestra a través de las distintas políticas públicas. Y en ese sentido hay que pensar en el largo plazo, trabajar para estos niños y niñas a lo largo de toda su trayectoria educativa. Por eso nosotras vamos pensando en las distintas propuestas, y la trabajamos a nivel regional, distrital, con las comunidades, con los equipos directivos, los docentes y también con las expectativas de las familias. Y obviamente que esas definiciones tienen el objetivo que permanezcan más allá y trasciendan los gobiernos. Cuando uno mira la historia de Castilla, sólo tenía educación primaria. Hoy una estudiante del último año de secundaria que se llama Morena nos decía “siempre nos cuenta la historia de la combi que llevaba a los adolescentes a Rawson, la combi de Luis”. Qué importante era Luis con su combi, pero lo bueno es que ahora están ellos y ellas cursando el último año de la secundaria. 

-Andrea Castronuevo-Jefa Distrital: La Subsecretaria de Educación nuevamente vuelve a poner en pie la educación en Castilla y en cada uno de los territorios donde están las necesidades. Es esencial tener a las autoridades provinciales y educativas en el territorio. Porque estamos acá conociendo en forma directa cuáles son las necesidades que hay. Cómo se contempla y cómo se trabaja. Y también por dar el ejemplo de poner en valor la educación, que es prioridad para la provincia de Buenos Aires en las políticas públicas que se están llevando en este momento y también para cada uno de nuestros alumnos y alumnas. El foro de Educación y los gremios también estuvieron apoyando en todo momento a los docentes, a los inspectores que han hecho un trabajo importantísimo en la gestión, también los agentes técnicos que tenemos en Jefatura Distrital, todos ellos han aportado  para que esta realidad llegue hoy al distrito de Castilla. 

 

-¿Qué otro tipo de reparaciones están haciendo en cuestión educativa? 

-C.B:Cuando nosotros asumimos, la directora general, Agustina Villa, nos propuso no solamente hacer una política de inventario de las distintas acciones que se habían desarrollado, aquello que teníamos que modificar, aquello que tenían que tener una continuidad y empezamos a trabajar en nuestro plan educativo para los próximos años. A muy pocos meses de iniciar la gestión, se transformó en un año excepcional e inédito. Y en ese sentido empezamos a trabajar en dos cuestiones fuertemente. Por un lado, en garantizar la alimentación a los chicos y las chicas que iban a nuestros comedores escolares y también ir generando propuestas para poner a disposición de los docentes en una situación inédita. El servicio alimentario escolar triplicó su presupuesto. Ahora se volvió a ampliar. Se elaboró la plataforma Continuemos Estudiando. Hicimos y seguimos trabajando en un análisis muy minucioso con las autoridades locales acerca de donde hace falta inicial, primaria, secundaria, que cuestiones tenemos que reponer, como el caso de Castilla. Mientras algunos dicen que no pasa nada, nosotros podemos garantizar que en las escuelas de la provincia de Buenos Aires pasó de todo. Los docentes y las docentes son el orgullo de una herencia. Hay mucho por hacer todavía, creo que este tiempo nos desafió y más nos interpela a seguir pensando. 

 

-Teniendo en cuenta que el distrito está en fase 2 y que desde el principio mayo no tiene clase, ¿Qué posibilidades hay que los distritos en Fase 2 puedan volver?

-C.B: Venimos trabajando desde el primer momento en un análisis muy cuidadoso, con políticas de cuidado en términos epidemiológicos. Mientras no hay presencialidad, si hay continuidad pedagógica y buscamos todas las estrategias posibles porque sabemos que hay muchos estudiantes que no cuentan con conectividad o con equipamiento para tener clases sincrónicas. Este año, a través de un financiamiento específico de los consejos escolares, se puso a disposición de las escuelas para que pudieran fotocopiar materiales para los chicos y las chicas que tenían dificultades. No obstante eso, fuimos avanzando cada semana. Lo que nosotros hacemos desde educación es un trabajo muy riguroso, cuando analizamos a los distritos que por ahí están en fase 2, analizamos todo el distrito, las zonas, las localidades o parajes, porque a lo mejor la cabecera tiene muchos casos y no puede tener presencialidad, pero las localidades cercanas o lejanas están en condiciones de tener presencialidad, como el caso de Chacabuco.