• 02:52
  • domingo, 24 de octubre de 2021

PANDEMIA

“Nos hubiese gustado recibir un gesto de apoyo”

Según la Asociación de Hoteles de Turismo Argentina, por la pandemia se perdieron 170 mil empleos y cerraron definitivamente mil setecientos hoteles en el país. Se trata, sin dudas, de uno de los sectores más golpeados por la pandemia. Chacabuco no es la excepción. En diálogo con Cuatro Palabras, los propietarios de dos hoteles históricos de nuestra ciudad contaron cómo sostienen la actividad con poca circulación y un futuro a mediano plazo incierto. 

20210429_110921
20210429_110921
“Nos hubiese gustado recibir un gesto de apoyo”

A raíz de la pandemia, la economía se resintió y algunos rubros sufrieron más coletazos que otros. El turismo fue uno de los sectores más golpeados por la llegada del coronavirus. Los hoteles cerraron sus puertas durante gran parte del 2020. Ahora, trabajan con protocolos y capacidad reducida. 

Según el propietario del Hotel Unión, Alfonso Pérez, por ahora trabajan solo con pasajeros solo esenciales, en tránsito, o clientes de las empresas Don Mario, Ingredion, Don Yeyo y otros clientes conocidos. 

El protocolo indica que no se puede servir el desayuno. Solo agua caliente para servicio individual, es decir, el cliente hace su servicio con sus elementos: vajilla, matera, termo, entre otros. 

Además, el personal no entra a la habitación hasta su retiro definitivo y retira el servicio en bolsas, desinfecta y da limpieza luego de ventilar correctamente. En ningún momento dejan de usar sus guantes y máscara y se vuelve a repasar el hotel en horas de la mañana, cuando suele quedar sin pasajeros. 

“Después de nueve meses cerrados totalmente y sin ingresos, solo recibimos el 50% de la aplicación salarial” dice y asegura que le hubiera gustado “un gesto de apoyo y reconocimiento, nos hubiera alentado también un simple mensaje”. 

En noviembre volvieron a abrir las puertas, con capacidad reducida de pasajeros “es muy poco lo que tenemos permitido, y seguimos con mucha ayuda de personas que están a nuestro lado, me es imposible pensar que haya tanta bondad y buena amistad. A ellos nuestro agradecimiento”. 

Por último, el propietario reflexionó sobre la situación que nos toca vivir: “El tiempo y los años nos pasan, esta pandemia es muy dura, pero es importante saber que otros sufrieron sus guerras. En fin, nos pasa a nosotros, los jóvenes tendrán mucho para vivir y contarlo”. 

Por otro lado, Andrés Castronuevo, propietario del Hotel Italia comentó que el lugar permanece abierto las 24 horas, “pero solo puede recibir a gente que venga por temas de trabajo, es decir exceptuados, no se puede dar ingreso a gente que quiera venir por turismo”. En su caso brindan un desayuno hasta las 10:00 y según explicó “No se puede ingresar ni circular sin barbijo por sectores comunes”, y las habitaciones, una vez que son deshabitadas, se desinfectan por completo. Por último señaló que no tuvo inconvenientes de adaptarse respecto a la capacidad porque “ya de por sí anda muy poca gente”.