• 04:24
  • miércoles, 28 de julio de 2021

ENTREVISTA

“Hoy es imposible pensar en una pospandemia”

El tratamiento de un paciente con coronavirus que requiere de cuidados intensivos le cuesta al Estado alrededor de un millón de pesos por semana. “Creo que todos los actores son necesarios, y estamos en un momento en el cual muchas instituciones privadas están en jaque”, sostiene Ignacio Gastaldi, Secretario de Salud, consultado respecto a una reforma del sistema público sanitario. Además, y en relación a los números de la pandemia asegura que “estamos en el mejor momento en mucho tiempo”. En diálogo con Cuatro Palabras habla de la campaña de vacunación y la preocupación de las autoridades respecto a nuevas variantes que puedan ingresar en el territorio. Por último, insiste en la necesidad de que “todo lo que es partidario quede fuera del objetivo común que es la salud de todos los habitantes” y afirma “Hoy es imposible pensar en una pospandemia”. 

Ignacio-Gastaldi-Chacabuco-99b264
Ignacio-Gastaldi-Chacabuco-99b264
“Hoy es imposible pensar en una pospandemia”

-¿Cuál es la situación sanitaria a la fecha?

De la situación hospitalaria, estamos en el mejor momento desde hace mucho. Hoy hay veinticuatro pacientes covid internados, cuando hemos llegado a un pico de 75 pacientes. Por lo que realmente es muy favorable la situación. Estamos mucho mejor. 

Respecto de la situación epidemiológica también, la realidad es que hacía mucho que no teníamos está cifra sostenida, que promedia los doscientos pacientes activos. La unidad de Terapia Intensiva tiene una ocupación del 50%. Ayer informamos la cifra más baja de hace mucho tiempo, cuando llegamos a un pico de 533 activos. Si todo sigue en descenso, es el mejor panorama en mucho tiempo. 

 

-¿Cómo ves la campaña de vacunación?

-Creo que viene bien, aunque faltan completar segundas dosis de un montón de pacientes. Ahora hay más flexibilizaciones. A partir de mañana, el gobernador anunció que adultos mayores de 18 años con comorbilidades tienen la vacuna libre, también embarazadas y mayores de cincuenta. Sabemos que están llegando vacunas y que continúa el esquema de vacunación, que también hubo concurrencia a las localidades, que es importante y era un pedido reiterado que hacíamos. 

 

-Desde Provincia anunciaron un control más estricto de la frontera y seguimiento del cumplimiento de la cuarentena para quienes vuelven del exterior, ¿están preocupados por la llegada de la variante Delta?

-Lo estamos viendo con preocupación por lo que pasa en el primer mundo con esta variante Delta que es originada en la India, con mucha más contagiosidad que la cepa ancestral. Eso puede hacer incrementar mucho el número de contagios. Es una preocupación, porque si bien no parece haber demostrado que sea más letal, hay muchos más casos por la contagiosidad. 

 

-La pandemia permite revisar otras cuestiones de fondo, ¿qué opinión tenés respecto a una potencial reforma en el sistema de salud?

-Es un análisis que no he hecho en profundidad. Creo que todos los actores son necesarios, y estamos en un momento en el cual muchas instituciones privadas están en jaque por lo que les sale el tratamiento de pacientes con covid. Estamos asistiendo a lo que denominamos la estatización del covid. Es muy oneroso la asistencia de pacientes con covid que requieren cuidados intensivos, incluso con obra social, o prepagas. El tratamiento, para tener una idea, con drogas hipnótico-sedantes que son las necesarias para que un paciente esté dormido, esté adaptado y pueda ser asistido con un respirador artificial puede salir tan caro como un millón de pesos por semana, y eso como base, solo de drogas para dormir. A eso hay que agregarle el recurso humano y otros medicamentos, alimentación, antibióticos u otros insumos que un paciente crítico requiere. Muchas veces los sistemas privados se ven puestos en jaque por no poder equilibrar los números entre lo que tienen que invertir y reciben de compensación de la obra social. Eso tiene que ver con los cierres que estamos viendo en muchas instituciones privadas. 

 

-¿La situación permite pensar en cambios necesarios en la localidad?

-Inicialmente no, hemos trabajado en forma conjunta y seguimos en equipo con el Sanatorio Chacabuco. Con el aporte de parte del personal del Hospital de Ginecología y Obstetricia, están cubriendo esas áreas. Y eso nos permitió tener la disponibilidad las camas del servicio de Maternidad para internar pacientes generales. Algo que de otra manera no podríamos haber hecho si el Sanatorio no hubiera accedido. Lo que ocurrió acá, es una muestra de que el sector público y privado pueden trabajar juntos con un beneficio en común para el conjunto.

 

-¿Creés que las discusiones político-partidarias o electorales en este contexto afectan al sistema de salud en algún nivel?

-Creo que todo lo que es partidario tiene que quedar fuera del objetivo común que es la salud de todos los habitantes, y me refiero puntualmente a lo que es vacunas. El Estado tiene que garantizar el acceso fluido a la vacunación sin que haya sospecha de irregularidades, tiene que ser lo más transparente posible. Eso es primordial y tiene que quedar fuera de toda discusión. 

 

¿Qué esperan como autoridades de salud para la pospandemia?

-Creo que ahora es imposible pensar en una pospandemia. Imposible. Tenemos que esperar tener vacunada a mucha mayor parte de la población, con esquema de vacunación completo, y esperemos que vivamos un escenario próximo sin nuevas variantes que nos pongan en jaque, sin estar pensando en una tercera o cuarta ola de covid, sin pensar en vivir más catástrofes de las que estamos viviendo. Cuando esto haya pasado, estaremos viviendo la pospandemia y ahí planificaremos fuertemente en otro tipo de inversiones, planes a mediano y largo plazo, más allá de lo urgente.