• 23:39
  • viernes, 24 de septiembre de 2021

ENTREVISTA

“Habrá un plan de viviendas para Chacabuco”

La vicegobernadora, Verónica Magario, recorrió Chacabuco con Darío Golía, Gabriela Belfortti, Santiago Carnaghi y el resto de los precandidatos del Frente de Todos. En su paso por la ciudad, conversó con comerciantes, empresarios, vecinos, y representantes de distintas instituciones. En la redacción de Cuatro Palabras se refirió a la consolidación del frente de gobierno, y a la necesidad de reactivar la economía a través de la obra pública, entre otras cosas. “No hay recuperación en ningún país del mundo, si no hay generación de trabajo. Si vivimos pagando una deuda, es imposible invertir desde el Estado. Si no, vamos a sostener la asistencia a la pobreza”, asegura. Por último, confirma que “habrá viviendas en la ciudad”.  

 

Por Alejo Dentella y Martina Dentella 

WhatsApp Image 2021-08-26 at 23.20.58
WhatsApp Image 2021-08-26 at 23.20.58
“Habrá un plan de viviendas para Chacabuco”

-En estos casi dos años de gestión, ¿se consolidó el frente de gobierno o se consolidó la interdependencia entre los distintos sectores?

-Lo que venimos consolidando en diecinueve meses de gestión y dieciséis meses de pandemia es un frente cada vez más convencido de hacia dónde tiene que ir. Con nuestros candidatos locales buscamos volver a la Argentina de trabajo, de la producción, de la reactivación económica, a la Argentina del salario que le gane a la inflación, al país que deje de importar y empiece a producir, y se consuma aquí y se vuelva a exportar. Estos diecinueve meses fueron difíciles para todos los argentinos, pero también para el gobierno, que debió enfrentar situaciones muy complejas que nos dejaron: la salud pública destruida, con una desinversión muy grande, la educación pública también destruída, con un concepto claro. La oposición no se preocupa ni por la salud ni por la educación. Los candidatos van y vienen cruzando la General Paz. La exgobernadora ahora es candidata por la ciudad de Buenos Aires. Tienen un concepto clarísimo de que los pobres no tienen que llegar a la universidad, de que el acceso al estudio y al trabajo es para unos pocos. Y nosotros tenemos una concepción totalmente distinta. De igual forma, en la producción. Cerraron PyMEs y empresas, y pusieron el dinero en función de la bicicleta financiera. Compraron empresas y subieron las tarifas para llenar el bolsillo de unos pocos. 

 

-¿Cómo se puede pensar en modificar la matriz productiva, o modelos de producción que incluyan más puestos de trabajo y a su vez protejan los recursos naturales? 

-Sin dudas. En estos tiempos, la protección del medio ambiente es muy importante. Por eso estamos convencidos de que viene un mundo nuevo de trabajo, en el cual debemos ingresar. Nuestros jóvenes hace más de cinco años que no tienen acceso al trabajo, porque la Argentina no produce, al contrario, reduce. Hay un nuevo mundo vinculado a la energía renovable, a las empresas del conocimiento, al software, a la digitalización de las empresas de la metalmecánica, a la manufactura de los productos agropecuarios. Hoy hay un potencial enorme. China está demandando la explotación de porcinos faenados, lo que necesitamos es poner los mataderos adecuados y los frigoríficos adecuados, protegiendo las normas de medioambiente, y además, industrias limpias que lo protegen. Además, debe desarrollarse la biotecnología con productos que no dañen la producción. La soja es un gran productor de dinero, pero hay que conservar el suelo. Para eso se debe intercalar con el maíz, el trigo, y que cumpla los ciclos necesarios. 

 

“La vida que queremos” necesita un bienestar general, ¿cómo se hace para que los números de referencia de la economía sean los de los mejores años de Néstor y Cristina, mientras en paralelo hay que resolver el endeudamiento heredado?

-Los que tenemos algunas canas vivimos el 2001 y sabemos que Néstor, cuando asume, se enfrenta a una situación de mayor pobreza y desocupación que hoy. Hubo una apuesta a resolver esa famosa deuda externa, cerrar con el FMI, cancelarla, y empezar a invertir en la Argentina y a fomentar la producción. Ese es el único formato que los peronistas conocemos claramente. Uno de los grandes reactivadores en este tiempo está siendo la construcción. Nosotros sabemos cómo hacerlo porque históricamente lo hemos hecho. Y lo vamos a hacer en la Provincia y en la Nación. Tocamos fondo en el 2021. En el 2019 veníamos con una crisis arrastrada, severamente provocada por las políticas nacionales y provinciales que deterioran nuestras ciudades del interior y del conurbano. Dejaron sin oportunidades a todos, sin trabajo. Esto se recompone reconstruyendo el trabajo y la matriz productiva, fundamentalmente. Y dejando de pagar esa deuda. Estamos a punto de cerrar con el Fondo a diez años y con una quita de intereses, por ese endeudamiento feroz que nos dejaron. Nos da un respiro para reinvertir en Argentina. No hay recuperación en ningún país del mundo, si no hay generación de trabajo. Si vivimos pagando una deuda, es imposible invertir desde el Estado. Sino, vamos a sostener la asistencia a la pobreza. 

Los dos grandes ejes son la obra pública, y la construcción de vivienda, que generan mucha mano de obra rápida y mueven los rubros vinculados a la construcción. El segundo paso es la producción de alimentos con valor agregado para exportación, regulando el precio del mercado interno. 

 

-En Chacabuco, desde la gestión de Mauricio Barrientos, pero fundamentalmente desde los 8 años de gobierno de Darío Golía no se ejecuta un plan de viviendas a escala, ¿Se pueden consolidar esas políticas de estado independientemente de los gobiernos de turno?

-No puedo hablar mucho de obras específicas en el proceso electoral. Preguntenlé a Darío, que es candidato. 

 

-Reformulamos, ¿cómo podemos consolidar políticas públicas en Argentina más allá de la alternancia de poder?

-Las políticas públicas deben ser de Estado, y no puede venir ningún gobierno a paralizar obras, por ejemplo. No pueden suspenderse o interrumpirse cuando se pierde la elección ni en el orden nacional, ni provincial, ni local. Eso sucedió en el último tramo del gobierno anterior. La planificación estratégica es fundamental. En lo productivo, en el desarrollo de la obra pública, en la llegada de los servicios. Chacabuco es una de las ciudades que debe resolver la llegada del gas para poner en marcha la producción. 

Revisen y busquen, hay viviendas en Chacabuco… o va a haber.