• 09:33
  • domingo, 24 de octubre de 2021

Un freno al trigo transgénico

El fiscal federal Fabián Canda, solicitó suspender provisionalmente la comercialización del trigo HB4, genéticamente modificado. Se suma al reclamo multitudinario al avance de la Corporación Bioceres. Canda cuestionó que no se realizarán “estudios de impacto ambiental, ni audiencias públicas que garanticen la participación ciudadana en cuestiones directamente vinculadas con la vida, salud pública, ambiente, economía, comercio y relaciones internacionales”. 

Por Martina Dentella.

Un freno al trigo transgénico

Argentina aprobó, hace poco más de dos años, la liberación comercial de trigo transgénico, para su siembra y consumo. Es la primera experiencia global de parte de la empresa Bioceres-Indear, con apoyo de investigadores estatales. Los 63 cultivos transgénicos aprobados por la CONABIA en Argentina están asociados a -al menos- un tipo de agrotóxico. Expertos ambientalistas aseguran que el uso del trigo HB-4, resistente a las sequías, tendrá dependencia directa con el glufosinato de amonio, un herbicida semi-oculto, prohibido en la Unión Europea para su uso agrícola. Este acuerdo es la puerta de entrada a un mercado extensísimo: todos los productos derivados del trigo mutarán silenciosamente, en las góndolas y en nuestro sistema corporal.


Intoxicados y endeudados 

Javier Souza Casadinho, Ingeniero Agrónomo, docente de la cátedra de Extensión y Sociología Rurales de la Facultad de Agronomía de la UBA y Director de la Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas de América latina, asegura que la siembra de trigo transgénico con su paquete tecnológico, “puede traer una contaminación más fuerte, tanto en las napas como en los ríos, y también hay probabilidad de contaminación de los trigos que trabajan productores de varios lugares, que son trigos atesorados”. 

Además, las experiencias transgénicas argentinas muestran que no se han reducido los costos de producción, de hecho hay cada vez más pequeños productores endeudados. “Al principio de los 90 se redujeron los costos, pero al haber plantas resistentes y frente a la ausencia de rotaciones, y la necesidad de aplicar más herbicidas, se aumentaron los costos”, dice el Ingeniero y docente. 

El primer basta 

En octubre del 2020, más de 1000 científicos del Conicet y de 30 universidades públicas nacionales, se expresaron en contra de la aprobación de este trigo transgénico HB4. Firmaron una carta abierta al Gobierno nacional, cuestionando la nueva semilla, que impactará directamente en la mesa de los argentinos, porque como sabemos, el trigo es la base del pan, y esta semilla podría estar asociada a un nuevo paquete tóxico. 
 

Interés público vs. corporaciones 

Es por esto, entre otras cosas, que el fiscal federal Fabián Canda, solicitó suspender provisionalmente la comercialización del trigo HB4, genéticamente modificado. Se trata de una causa por la comercialización de Organismos Genéticamente Modificados (OGM), donde se solicitó el dictado de una medida para que suspenda provisionalmente la comercialización de la semilla, los productos y subproductos derivados.

Canda cuestionó la aprobación del nuevo evento transgénico “sin haberse realizado previamente estudios de impacto ambiental, ni audiencias públicas que garanticen la participación ciudadana en cuestiones de interés público relevante, directamente vinculadas con la vida, salud pública, ambiente, economía, comercio y relaciones internacionales”.

Canda advirtió que la resolución padece “vicios serios y graves” que resultan suficientes para tener por acreditada la verosimilitud de la ilegitimidad. El fiscal consideró también que la resolución “constituye un acto estatal que debe ser dictado por un organismo altamente especializado en la complejidad técnica de la competencia que se le ha asignado”, ya que fue dictada por la Secretaría de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional y no por la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca.

Tras el Dictamen Fiscal, quien debe expedirse sobre la suspensión de la Resolución que autoriza la liberación del HB4, es la Defensoría Pública Oficial, para que luego el Juzgado Contencioso Administrativo Federal Nro 3 resuelva sobre la medida cautelar.

 

Fuentes: Expediente Número: CAF - 22339/2014 Autos: GIMENEZ, ALICIA FANY Y OTROS c/ EN MINISTERIO DE AGROINDUSTRIA Y OTROS s/ PROCESO DE CONOCIMIENTO. 

ttps://www.diariojudicial.com/nota_amp/90395