• 03:59
  • miércoles, 28 de julio de 2021

POLÍTICA

Del uno al cinco

Víctor Aiola recibe al macrismo local y pone en tensión la interna de Juntos por el Cambio. Un anticipo de la columna de contratapa que publicaremos el próximo lunes.
Screenshot_20210702-092659_Drive
Screenshot_20210702-092659_Drive
Del uno al cinco

Víctor Aiola dependerá solo de sus propias decisiones para ratificar la racha ganadora en esta elección de medio término. La verticalidad en las decisiones, sostenidas por un caudal electoral unipersonal, permite al jefe comunal moverse con los límites que él mismo esté dispuesto a imponer. Claro, que en política no siempre dos más dos es cuatro y hasta al mejor cazador se le escapa la liebre. Toda la “tranquilidad” de la que Aiola puede gozar en su territorio, es inversamente proporcional al nivel de confrontación que atraviesa la alianza de derecha Radical-PRO en el principal distrito del pais. De cómo se resuelva esa situación, resultado que por estas horas nadie está en condiciones de arriesgar, dependerá también el destino a nivel local. Y, aunque parezca un disparate, JxC Chacabuco puede terminar dirimiendo candidaturas en las PASO. 

Por lo pronto, con el criterio que los manuales aconsejan a quienes manejan holgadamente las relaciones de fuerza, Aiola usa y abusa de los límites permitidos para ese caso. Hoy recibirá al ex concejal macrista Luis Speranza, quien en los últimos días volvió al ruedo con la firme intención de cosechar un lugar entre los primeros cinco de la lista. La vuelta puede venir con novedades. De hecho el verborrágico dirigente recompuso relaciones -café de por medio en el living de la anfitriona- con la actual concejal Clelia Cuozzo, hasta ahora declarada en las filas de Daletto. Speranza representa al PRO de la línea radicalizada que se encuentra detrás de la figura de Mauricio Macri y en el orden regional acompañan al intendente de Junín, Pablo Petrecca. La vuelta al ruedo, de quien tuvo un breve paso por la función pública, muchos la ven como un fuego amigo digitado desde las usinas del comité Alem. El destinatario es Marcelo Daletto, quien como principal referente de Emilio Monzó, puede terminar confluyendo en un armado alternativo boina blanca que compita con la candidata que seguramente plantará Aiola.