• 10:07
  • miércoles, 16 de junio de 2021

SIN PUNTOS NI COMAS

Crónicas del Faquir (Etapa chacabuquense) VII

Crónica en la que se cuenta que el Faquir protagonizó un escándalo en la plaza San Martín y otros acontecimientos dignos de mencionar.

Crónicas del Faquir
Crónicas del Faquir
Crónicas del Faquir (Etapa chacabuquense) VII
Resulta mi muy querido amigo que una mañana se reunió una muchedumbre en derredor del monumento a la gloriosa memoria del General San Martín que domina la plaza que lleva su nombre oh amigo que me escuchas la tal muchedumbre estaba muy enojada con el estado de abandono  en que se encontraba el también dicho tal monumento unos protestaban por esto otros por aquello de pronto la figura erguida del poeta se abrió lugar entre los enojados vecinos y sin pedir permiso ni pronunciar palabra comenzó a treparse luego de saludar como siempre lo hacía al Sargento Cabral el que salvando al General salvó la Independencia primero se colgó de la cola del caballo subió por el anca luego por los hombros de Don José y finalmente se paró sobre ellos que fué como si se parara sobre los hombros de la Patria desde ahí arriba le dirigió la palabra a la muchedumbre que ya se había convertido en multitud “ Queridos vecinos aquí reunidos viendo el estado calamitoso en que se encuentra este sagrado monumento he decidido tirarme desde aquí en señal de protesta” dijo el Poeta y cuando todos percibieron que se tiraba nomás balanceándose de tal forma que si no se tiraba se caía cerraron los ojos para no ver el inevitable fin de nuestro héroe pero al rato de no escuchar el colapso de los huesos del Faquir estallando contra el embaldosado que rodea el monumento los abrieron a un tiempo y vieron mi muy querido amigo algo increíble al Poeta volando sobre las copas de los árboles de la querida plaza se sorprendieron como comprenderas pero se sorprendieron por que no sabían ciertas curiosidades del Faquir la primera que los termómetros no marcan su temperatura porque simplemente no la tiene y la otra que su cuerpo por su vida faquiresca esta cercano al estado de transparencia eso y algunas técnicas que había desarrollado como pararse en una altura despejada esperar la primer ráfaga de viento pegar un salto dejarse llevar así que remontó vuelo como un cometa de papel y allá fue nuestro héroe esa memorable jornada aunque tu no lo creas querido amigo a charlar con sus amigas las cotorras las torcazas los horneros y los estorninos a quienes todos los demás pájaros acusan de invasores aunque sobre este asunto todos los Cronistas coinciden en que en aquella jornada el Faquir intervino en el conflicto que se resolvió para siempre pero también coinciden que de lo que ocurrió lo que se dijo lo que se decidió entre todos los pájaros de la plaza y los estorninos es cuestión de otra Crónica aunque los Detractores de Siempre enrojecieron sus gargantas diciéndole a los que los quisieran escuchar que el Faquir en realidad era un agente ruso que habían entrenado en el Archipiélago Gulag y lo equiparon con un micromotor que era lo que le permitía volar Oh amigo que me escuchas al otro día en su whisky matutino en el Huracán nuestro Heroe escribió en el cuaderno Gloria con su lapicera Parker con capuchón de plata “  Si en una semana no está hermoseado como corresponde el sagrado monumento me tiro” guardó todo y le pidió otro al Melli.