• 03:31
  • miércoles, 28 de julio de 2021

INSTITUTO DE INGLÉS

Clases presenciales en el William Shakespeare

El instituto de enseñanza de idioma inglés Williams Shakespeare volvió a la presencialidad, abrió sus puertas respetando la totalidad de los protocolos establecidos por el gobierno y agregando cuidados complementarios.
FB_IMG_1626693890110
FB_IMG_1626693890110
Clases presenciales en el William Shakespeare

En una semana cargada de expectativas, los centros de educación privados reabrieron sus puertas retomando las clases presenciales, tras cierta mejora en la situación epidemiológica posibilitada por el avance en la vacunación. El instituto William Shakespeare Chacabuco, ubicado en calle Belgrano 250, había comenzado sus clases presenciales el 1° de marzo y debió suspenderse por el cambio de fase durante los primeros días de mayo. Con la nueva disposición, se dio a las familias la opción de volver a clases presenciales o continuar desde la virtualidad para respetar su criterio de cuidados frente a la pandemia.

Los cursos, en su mayoría, se dictan desde la presencialidad, y a raíz de los espacios temporales que se necesitan entre el dictado de una clase a otra, para sanitizar las instalaciones, hay otras clases virtuales para complementar la carga horaria de cada curso. Los cuidados intermedios incluyen pasar alcohol a todos los bancos, sillas, picaportes y baño de cada salón, así como a las barandas de la escalera.

Además de realizar todo lo necesario para cumplir con lo requerido por el Gobierno provincial respecto a protocolos contra el covid, la directora del Instituto, Diana Palmentieri, ordenó la instalación de mamparas individuales en todos los bancos de los alumnos, de tal forma que la protección esté garantizada en todas las direcciones: hacia adelante, hacia los costados y hacia atrás. Los siete docentes del establecimiento usan barbijo y anteojos o máscaras protectoras.

Al respecto de los cuidados en el ingreso, hay carteleras informativas a la vista, indicando la obligatoriedad del uso de barbijo, pasar por el dispenser de alcohol en gel accionado y por la alfombra sanitizante. Seguidamente, deben entregar la Declaración Jurada y pasar por el sector donde se les toma la temperatura y se asientan en un registro diario. A continuación, y antes de ingresar al aula, se rocían las mochilas con alcohol sanitizante.

“Todo estuvo previsto, por lo que se espera que ya no suspendan las clases presenciales, a raíz de la gran inversión, que en este caso, hizo el Instituto de Inglés William Shakespeare Chacabuco, que este año cumple 46 años al servicio de la enseñanza”, dijo su directora, Diana Palmentieri.