• 00:19
  • sábado, 25 de septiembre de 2021

SALUD

“La ciudad modelo es agrotóxica”

Por primera vez la Sociedad Argentina de Pediatría se refiere -a través de un documento- a los efectos que los agrotóxicos producen en niños: aumento en casos de cáncer, malformaciones, irritación de los ojos y la piel, daños en el sistemas respiratorio y a nivel pulmonar, fallas renales, entre otros. ¿Qué pasa en Chacabuco?¿Por qué no se visibilizan los efectos de los agrotóxicos en la salud? ¿Por qué los niños están más expuestos que los adultos? “Somos una zona de experimentación biotecnológica y la política defiende a las corporaciones, no a la gente. La ciudad modelo que nos propone Aiola es una ciudad plenamente agrotóxica”, asegura Santiago Muhape a este medio.

fUMIGADOS-NIÑOS-735x400
fUMIGADOS-NIÑOS-735x400
“La ciudad modelo es agrotóxica”

La Sociedad Argentina de Pediatría salda sus deudas pendientes con las comunidades expuestas a los agrotóxicos. La guía Efecto de los Agrotóxicos en la Salud Infantil -en la que intervienen médicos, investigadores y científicos de la Facultad de Medicina de la UBA y de los Hospitales Posadas y Garrahan- se publicó hace poco más de dos meses con el objetivo de concientizar a los trabajadores de la salud. El modelo agroproductivo pulveriza quinientos veinte millones de litros de tóxicos por año. La falta de concientización, estadísticas, leyes y ordenanzas que regulen los distintos tipos de aplicaciones en zonas pobladas, deja expuestos a miles de niños y niñas en toda la región. 

 

“En Chacabuco somos artífices de todas las semillas transgénicas que están siendo el elemento principal por el cual se deforesta el Amazonas o todo el Chaco, Santiago del Estero, Córdoba. El cuidado del ambiente, la agroecología, el problema de la transgenización no es agenda, no importa” asegura el ecologista Santiago Muhape. “No está en los discursos de ninguna campaña política. Y peor, no está en las proyecciones de la ciudad. Somos una zona de experimentación biotecnológica y la política defiende a las corporaciones, no a la gente. La ciudad modelo que nos propone Aiola es una ciudad plenamente agrotóxica diseñada por Bayer, Monsanto, Don Mario y el resto de las corporaciones”, insiste. 

 

“Si el Intendente no escucha a la Sociedad Argentina de Pediatría, yo no puedo decir más nada. Me imagino que este documento será tratado entre pediatras. Hay un ecoanalfabetismo enorme en la clase política”, dice Muhape en diálogo con este medio. 

 

“Asusta que en Chacabuco el cáncer se parezca a una gripe, una epidemia, tenemos un vecino con cáncer, un amigo, un familiar, y se normaliza, es gravísimo y también hay mucho silencio”, dice y agrega que “muchos de los efectos colaterales de los agrotóxicos son silenciosos, no hay sintomatología, y se está instalando en la genética de la sociedad, son efectos crónicos y progresivos, la nueva generación que se está sembrando en Chacabuco se llama RR2, que está diseñada para ser fumigada con 3 o 4 agrotóxicos diferentes, todo eso se está sumando año tras año al aire en el que vivimos, al agua que fluye de las napas que consumimos, a los alimentos, ¿cómo es posible que esto no esté en la agenda del Concejo Deliberante?”. 

 

Qué pasa con la salud de la población en general y de los niños en particular, debería preguntarse la clase política en general. De igual forma, qué relación existe entre el monocultivo y los casos de cáncer y otras enfermedades que se desarrollan en la comunidad. En el Efecto de los agrotóxicos en la salud infantil de la Sociedad Argentina de Pediatría, se lamenta que “salvo las localidades donde se han dado intensas luchas por parte de los vecinos afectados y se han logrado algunas ordenanzas municipales restrictivas, casi no existen restricciones al uso” de agrotóxicos.

 

Por último, el promotor de la agroecología, Santiago Muhape, cree que hay que “tomar cartas en el asunto, incluso fuera del conflicto” ya que “no se está teniendo en cuenta lo que tenemos: una Escuela Agrotécnica, la Escuela Industrial, la Universidad Tecnológica Nacional, un proyecto agroecológico podría unificar los objetivos educativos de una ciudad, proyectarnos para que los chicos tengan oportunidades y una visión de futuro de acuerdo a eso”. 

 

Como síntesis de los trabajos citados respecto del efecto de los agrotóxicos en la salud infantil, se pueden nombrar: efectos sobre el neurodesarrollo, déficits de atención, hiperactividad, trastornos de aprendizaje, autismo; enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer y Parkinson; tumores sólidos de la infancia, por ejemplo, una elevada tasa de cáncer renal fue asociada con exposición paterna a pesticidas en la actividad agrícola; cánceres hematológicos, Linfoma, Hodgkin’s y Leucemia; genotoxicidad, inmunotoxicidad y susceptibilidad genética. 

 

Fuente:https://www.sap.org.ar/uploads/archivos/general/files_efectos-agrotoxicos-07-21_1625686827.pdf