05:56 h. Sábado, 21 de septiembre de 2019

A cincuenta años de la gran hazaña 

Se cumple medio siglo de la hazaña de los Torino en el circuito alemán de Nürburgring. Por eso, el último domingo se realizó un gran encuentro en Alta Gracia donde se reunieron más de quinientos autos de la marca.

cuatropalabras.com.ar  |  21 de agosto de 2019 (20:27 h.)
Más acciones:

El 20 de agosto pero de 1969 arrancaban las 84 horas de Nürburgring, que se transformaron en una gran hazaña para la Misión Argentina, la cual viajó con tres autos de la marca nacional Torino, con Juan Manuel Fangio y Oreste Berta a la cabeza.

Lucas, de la organización “Torinos de Ituzaingó”, contó a Cuatro Palabras de qué se trató el encuentro de gran parte de la industria nacional, mecánicos e ingenieros que se hicieron “desde abajo”. “Tener a todas esas personas contando esa experiencia fue increíble, a mí me llega mucho lo de los mecánicos porque yo lo soy, y uno sueña con ese mundo, con llegar arriba haciendo todo a pulmón, tenemos una admiración muy grande”, dijo entusiasta. 

Gabriel Galelli, también de Ituzaingó, comentó: “la Misión Argentina del año 1969 reunió a pilotos, mecánicos y a la marca Torino para ir a competir contra autos europeos al famoso circuito de Nürburgring, donde la competencia consistía de ochenta y cuatro horas de carrera ininterrumpida con lluvias, neblinas y todas las dificultades que uno se podía encontrar en el camino”. 

El festejo de los cincuenta años tiene que ver con que se pueda haber reunido toda esa gente y que se pudo cumplir esa misión. Además de agasajar a los presentes, se recordó a quienes participaron de la misión pero ya fallecieron. 

“El director técnico fue Oreste Berta, Carlos Lobbosco se encargó de todo lo referente a las empresas que participaban, los pilotos y mecánicos, incluso los periodistas, no cobraron ningún centavo por ir a correr, todos cerraron sus talleres y se fueron avocados a cumplir esa misión que Juan Manuel Fangio instruyó”, explicó Galelli. 

-¿Cómo salió la carrera y cómo fueron esas últimas vueltas?

-El número dos arrancó en punta, seguía el número tres y el primero en cuarto lugar. El número tres y número uno puntearon más de cincuenta horas la carrera hasta que se produjo el despiste y quedó el número dos fuera de carrera porque llovía y se despistó. Una noche venía Rubén Luis Di Palma manejando el Torino número uno, y se quedó sin luces por un cortocircuito; la luz iba y venía, fue adivinando entre una curva y otra, hasta que rompió el carter, pero no pudo hacer nada para volver a la pista. Ahí quedó solo el número tres. 

-¿Contra qué marcas corrió Torino?

-Contra Ford, Mercedes Benz, Alfa Romeo, Renault... Contra todas las marcas europeas y japonesas que fueron. Torino dio más vueltas que todos y demostró que en la Argentina se fabricaban buenos autos; dejó en lo más alto a los mecánicos, a los pilotos y los fierros argentinos. Hay mucho respeto por haber logrado esa proeza.