16:17 h. Martes, 16 de julio de 2019

“En lo casero recuperamos la idea de comer rico” 

Leticia Cicerchia es profesora de yoga y cocinera, emprendedora y tallerista. Con José, su marido y socio, se conocieron trabajando en un restaurante de Buenos Aires y años más tarde se instalaron en Chacabuco donde fueron generando distintos emprendimientos. Arte Sano, ubicado en la Av. Saavedra 217, abrió sus puertas hace más de dos años con una propuesta innovadora. Sobre esto, y otras cosas, habló en una entrevista realizada en Arrancamos Tarde (Radio Ultra 98.9).

ENTREVISTA ​  |  03 de mayo de 2019 (11:51 h.)
Más acciones:

Llegaron a Chacabuco hace once años, venían de trabajar en varios restaurantes, y aún no tenían los recursos para poner el local, por eso fueron trabajando en distintas cosas, hasta que en un momento -hace dos años- se les dio la posibilidad de abrir Arte Sano. 

“Siempre reivindicamos la cocina hecha en casa, y para eso estaba bueno que el que vaya vea dónde se cocina, y que el ambiente donde se cocina se parezca lo más posible a una casa, eso es Arte Sano” contó. 

Sus grandes maestras cocineras fueron su mamá y su abuela, de las que aprendió a cocinar con calor de hogar, por eso opina que “Hoy la industrialización llegó mucho a la cocina, y hay que hacerla más fácil, no es tan dificil hacerla fácil, es como volver un poco en el tiempo, es crearte el tiempo o aprender a organizarte para todos los días poder consumir nuestro alimento, y si alguien lo hace por vos, que sea casero, que no lo haga una máquina, en lo casero recuperamos la idea de comer rico”.

“Para quienes ponemos las manos es importante tener un buen vínculo con el de afuera, el que te provee de las semillas, los granos, las verduras”, explica. Arte Sano ha logrado romper algunas tradiciones locales, es un lugar no convencional que porta a su vez calor de cocina familiar, sobre esto Leticia dice: “El contexto social tiene un peso, de todas formas nosotros tratamos de romper algunas barreras con lo que trae la gente, convidar algo, hacer una comida distinta, ponemos mucho en lo que hacemos, no solo en lo que cocinamos, sino en el trato, y en cómo mostramos lo que hacemos”. 

Los costos, rentabilidad y la calidad conciernen a cualquier emprendimiento, “si solamente ofrecés lo que te va a dar ganancia, es muy acotado, hay muchas cosas de estación que valen la pena, pero hay cosas que varían sus costos durante el año y ahí te la tenés que jugar, porque no lo podés dejar de ofrecer”, asegura y dice “Emprender algo siempre es jugado, nunca sabés cómo te va a salir, nos pasó a nosotros, tuvimos suerte de que lo distinto llamó la atención, también pasa que a veces lo que te gusta hacer no siempre es tan redituable, hay productos en lo que no se gana, pero está bueno hacerlos. Nosotros somos emprendedores todo el tiempo, dejamos todo acá pero hay parte de nosotros que está pensando en seguir adelante, a la cocina la podés abordar desde un montón de lugares”.