05:36 h. Viernes, 18 de Agosto de 2017

Cuatro Palabras

Administrando al tun tun

COLUMNA DE OPINIÓN  |  01 de Febrero de 2017 (01:15 h.)
Más acciones:

Por Laura Federico

Siempre que iniciamos un proyecto lo hacemos improvisando. Sabemos que comenzar de esta forma, la mayoría de las veces, es la única opción posible debido a que si esperaríamos a estar listos, no empezaríamos nunca. Pero la improvisación es adictiva y llega el momento crucial en que debemos ponerle un fin. 

El crecimiento de las actividades y del negocio nos exige un nivel de organización diferente. Si al inicio funcionaba hacer pedidos y compras sin realizar un control de stock, hoy en día y con una PyME en crecimiento, ya no podremos hacerlo. Las consecuencias serán nefastas si no contamos con un procesamiento adecuado de datos que nos provea información exacta para poder trabajar. 

Desconocer el uso de herramientas que permiten generar números e información importante nos encamina a tomar decisiones al “tun tun”. Tal vez funcione bien en la preparación de un bizcochuelo pero, con esta técnica, nuestro negocio, no va a leudar seguro.

La preparación en áreas administrativas es inminente en tiempos de crecimiento. No es tarea sencilla, pero necesaria para continuar en el camino. Seguir funcionando de manera improvisada es posible. Pero al mediano y largo plazo resultará fatal. La empresa no solo dejará de crecer sino que empezará a decaer en ventas, calidad de productos y servicios. También se verán afectadas las relaciones personales entre los integrantes de la misma y el ambiente de la empresa desmejorará inevitablemente. El trabajo será cada vez más difícil de llevar a cabo. Las tareas, cada día más complejas por el crecimiento del negocio, llevarán más tiempo debido a la falta de capacitación en sistemas que permitan mayor agilidad. Iremos acercándonos, de a poco, al inevitable fin del negocio y al quiebre empresarial. 

Para poder dar este salto y seguir en camino hacia nuestros objetivos empresariales no es necesario volvernos expertos en administración. Pedir ayuda a un profesional que nos dé una mano en estos asuntos nos facilitará la resolución del problema, aunque lo esencial y más importante en esta etapa son las ganas de aprender y el compromiso con el cambio, si lo que se quiere es seguir creciendo y prosperando. 

A ponerse las pilas y a empezar a seguir las indicaciones de la receta si queremos que el bizcochuelo nos quede perfecto.