15:43 h. Jueves, 14 de Diciembre de 2017

Cuatro Palabras

Los 10 mejores errores para fracasar emprendiendo

Hoy les traigo esta lista con los diez mejores y más fáciles errores que cometemos los emprendedores novatos y que deberíamos evitar si queremos que nuestros proyectos funcionen y prosperen.

​ADMINISTRACIÓN / Por Laura Federico  |  09 de Noviembre de 2016 (00:50 h.)
Más acciones:

1)Mezclar las finanzas del negocio con la personal. Utilizar la caja chica de la empresa como si fuera nuestra billetera es uno de los errores más graves. Necesitamos aprender a llevar por separado los números y el dinero de nuestro emprendimiento. 

2) Yo me las sé todas. El orgullo y la soberbia van de la mano de los emprendedores que desean fervientemente que les vaya mal. Lo mejor para las personas que comienzan con un nuevo proyecto es nutrirse de conocimientos que los ayuden a afrontar los desafíos que se van a presentar en el futuro.

3) Le doy laburo porque es mi tío. Emplear a familiares no siempre puede ser una buena idea. Tal vez nos caigan bien y necesiten trabajo. Pero si el perfil del tío no se amolda a nuestras necesidades, va a ser mejor conservarlo en la mesa del almuerzo de los domingos que en la mesa de las decisiones empresariales de nuestro negocio. 

4) Creernos indispensables. “Si Yo no estoy, nadie hace nada”. “Qué harían ustedes sin mí”. Frases dichas por emprendedores que sienten terror por delegar tareas y por ser fácilmente reemplazables. 

5) Enamorarse de la idea original. Y creer que, si hacemos algún cambio le somos infieles a nuestro amado proyecto. Declararle la guerra a cualquier modificación que puede mejorar nuestro servicio y/o producto es una de las formas más efectivas de retroceder veinte casilleros en nuestra carrera hacia la meta empresarial deseada.

6) Improvisación. Desconocer el uso de herramientas claves que permiten generar números e información importante nos encamina a tomar decisiones al “tun tun”. Tal vez funcione bien en la preparación de un bizcochuelo, pero, con esta técnica, nuestro negocio no va a leudar seguro.

7) No apostar todo al proyecto. La falta de confianza mata a la idea. Cuando no nos comprometemos o no damos todo de nosotros, no podremos direccionar toda nuestra fuerza y capacidad en pos de hacer crecer el emprendimiento.

8) Mala comunicación. Transmitir de forma difusa lo que espero de mis empleados, socios o colaboradores. Esperar a que respondan como yo quiero, sin comunicarlo de una manera clara y sencilla.

9) Los de afuera No son de palo. Prestarle atención a cualquiera que opine. Escuchar a todos y tomar decisiones a base de opiniones de clientes, amigos y el contexto en general.

10) Falta de dirección. Saber lo que quiero ahora, pero no estar seguro del mañana. La planificación a largo plazo tal vez sea para los soñadores, pero nos ayuda a tomar las decisiones del día a día que nos acercan a lo que queremos llegar a ser. Si no definimos hoy el futuro ideal que queremos para nuestro proyecto, nunca vamos a alcanzarlo. Nadie llega adonde no está yendo.

No existe forma de evitar estos errores cuando se está emprendiendo, pero sí de reconocerlos y solucionarlos. Ahora que ya lo sabes, te quedaste sin excusas para ponerte a trabajar.